Elías Vinueza

El “Emperador” empezó su carrera profesional en el América de Quito, ayudado por un primo que, además de llevarlo a probarse, le dio un empujón para que el DT se fijara en él. Es hincha del “Nacho” y de Barcelona.


Perdió a su padre cuando solo tenía 10 años. Cargó paquetes y cuidó autos para ayudar a su madre que se quedó a cargo de sus tres hijos. Le cerraron las puertas en algunos clubes, pero perseveró y llegó a Barcelona, donde un dirigente lo maltrató. Luego, Emelec lo flechó.



En el barrio del “Rey del bartoleo” todos sabían que lo había fichado Barcelona, menos su padre. Vio unas 20 tarjetas rojas y templó del pelo a Diego Armando Maradona. Hace poco superó la parte crítica de un cáncer en la garganta.

Tenía 10 años y era puntero izquierdo cuando fue elegido entre 3.000 niños en las canchas del Reed Park. Desarrolló una carrera de 18 años pese a haber nacido con una pierna más pequeña y ser operado 12 veces. Fue campeón con el Cuenca, pero su corazón es amarillo.

La deportista de 32 años practicó tenis entre los 6 y los 16 años. Experimentó luego con el body fitness. Y se que quedó enganchada con las pruebas pedestres y el Ironman, gracias a una amiga.

El “Cholo” hace un balance de su carrera. Cuenta que no ahorró mucho y que estudia para ser entrenador.