Guayaquil, la ciudad donde el arte encuentra su lugar

- 26 de octubre de 2020 - 00:00

"El poner el arte en el día a día del guayaco permite poner en valor al arte de la memoria histórica, de su identidad, darle vida a sus gustos y sus sentires".

La producción artística de la ciudad de Guayaquil es el resultado de una tradición histórica. En esta ciudad artistas locales “guayaquileños” y también artistas de todo el país contribuyen con su obra a la formación de una identidad “guayaquileña” que caracteriza a su gente y su calidez; en estos últimos 8 años, la ciudad viene proponiendo un modelo de gestión cultural que busca concentrar en el centro de la ciudad propuestas alrededor de las artes vivas y escénicas, artes plásticas y visuales, arte urbano y otras manifestaciones artísticas. Prácticas culturales alrededor de la gestión del espacio urbano, espacios culturales públicos y privados, que se vuelven necesarias para transformar las formas en las que las personas se relacionan con el arte y puedan generar nuevos vínculos que desde la cotidianidad formen lazos de afecto y cuidados tanto al espacio público como con quienes hacen arte.

El poner el arte en el día a día del guayaco permite poner en valor al arte de la memoria histórica, de su identidad, darle vida a sus gustos y sus sentires. El arte en el día a día de este Guayaquil cálido y vivo no se limita al modelo cultural propuesto, sino que está en cada casa, en cada familia, en cada espacio donde la música, el teatro y la pintura logran entrar; sin embargo, la oportunidad de reunir geográficamente un sinnúmero de propuestas artísticas de la ciudad es darle un espacio para que esta experimente, se vuelva un laboratorio para que la producción artística porteña experimente con soportes y estéticas en esta etapa de efervescente producción que acompaña a la Universidad de las Artes y la Manzana 14, Centro de Innvación de Artes.

Guayaquil es arte, los espacios culturales se vuelven ahora más que nunca lugares de encuentros y diálogos necesarios para una nueva cotidianidad donde se necesitará otras formas no solo de relacionarse entre personas, sino también de relacionarse con un arte que logre expresar estas nuevas realidades, que logre hacer palpitar a los corazones de la gente, que capte la atención de los niños, que brinde a los trabajadores del arte y la cultura espacios para desarrollar sus prácticas en diálogo con sus pares.

El corredor cultural de la calle Panamá puede ser ese lugar donde la gente encuentre la eternidad de su memoria y su legado en el arte. En Guayaquil, las artistas y los artistas, el arte y la cultura, encuentran un lugar cálido, un lugar donde vivirse, un lugar donde poder ser… (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP