El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.30/Nov/2020

Mundo

Tendencias

Dolores Cacuango destronó a las feminazis en Google

"Jorgito, famoso por gritarle “Chúpalo” a la sociedad es también el hombre de pequeña estatura a quien la multitud saca del carro en media crisis institucional...".
24 de octubre 00:00

Si te dijeran que respondas rápidamente: ¿Cuál es tu primera memoria del paro nacional ? ¿Qué responderías? Lo que yo recuerdo con más crudeza es la imagen del influencer conocido como “Jorgito el guayaco” levantado en brazos por las multitudes, viralizado en las plataformas, mientras en Quito sucedía una suerte de guerra posmoderna, emitida en plataformas.

La vida en plataformas ha cambiado con los hábitos de selección de contenidos de las audiencias y el cambio generacional. El consumo de medios tradicionales en sus versiones impresas y en broadcasting se ha reducido en un 50% durante los últimos diez años en Ecuador.

Jorgito, famoso por gritarle “Chúpalo” a la sociedad es también el hombre de pequeña estatura a quien la multitud saca del carro en media crisis institucional, de derechos y presupuestaria, para auparlo en hombros, interrumpiendo el paseo que él realiza en coche junto a sus influyentes amigos, el youtuber Felipe Crespo -autor de retos virales y entrevistas graciosas realizadas en la calle- y Brandon, la influencer transexual famosa por su grotesca incorrección política que le llevó a asegurar que frente al matrimonio igualitario ella “ni ver... se iba a casar con otro zorro”.

¿Qué rol desempeñan Jorgito y la Brandon en las economías de la atención donde, como reconoce el sociólogo Zygmun Bauman, nosotros somos el producto que se vende en redes sociales? Felipe Crespo los entrevistó por primera vez, presentándose en sociedad.

A Brandon la conoció en medio de una pelea, a las puertas del estadio de Barcelona, en un evento que es ya un signo que distingue a muchos guayaquileños: el clásico del Astillero.

En uno de sus recorridos por el estadio, Crespo se pregunta y le dice a la audiencia -mientras un niño gordito y sonriente blande un palo detrás suyo- si las audiencias del partido “Son jodonas, roban o no roban y cuál es la huevada”.

Influencers y derechos humanos

En su canal, “Bethania la del vino” habla sin tapujos sobre sexo, amor, bebidas, ebriedad y machismo. Baila trap y hace comedia. Su primer video se lo dedicó al matrimonio igualitario porque le afectaba personalmente, se encontraba demandando al Estado para que este le permitiera casarse. Su proyecto documental es una tragicomedia contada en lenguaje millennial.

La palabra feminismo -recurrente en el canal de Bethania Velarde- se mantiene en los buscadores de Google en Ecuador y los usuarios la vinculan en sus exploraciones del ciberespacio a otros términos como “Dolores Cacuango”, ”Rol de género” o “Segunda ola del feminismo”. El año pasado las búsquedas nos remiten a los términos “feminazi" y  "patriarcado”. El primero ha desaparecido de la lista.

Sociabilidad por plataformas

El investigador en sociosemiótica Jose Luis Fernández señala que la sociabilidad por plataformas “Va más allá de la socialidad que se desarrolla entre contactos e interacciones entre individuos y grupos".

Estas mediatizaciones -ubica Fernández- tienen un uso social que puede ser de entretenimiento, información, educación, competencia o lucha política. Los cambios de paradigma y el aumento de la población juvenil en términos demográficos en Guayaquil marcan el ritmo, el desenfado y la frescura en la nueva oferta local de líderes de opinión en las redes sociales. (O) 

* Académica, periodista y experta en semiótica

Te recomendamos

Las más leídas