Serpiente robótica tiene acceso a zonas peligrosas

28 de marzo de 2013 - 00:00

El Instituto Tecnológico de Israel desarrolló una “serpiente robótica” que permite la  obtención de información de inteligencia en lugares de difícil acceso, facilita el rescate de rehenes y penetra en zonas de derrumbes ocasionados por alguna explosión o desastre natural.

Una de las mayores ventajas de este dispositivo es el despiste. Y es que por su diseño las serpientes robóticas difícilmente son detectadas. Otra es su utilidad para no alterar la infraestructura de las zonas a las que accede, lo que podría ser vital para una situación de emergencia como un derrumbe.   

El prototipo también se destaca por su capacidad para colocar sensores o cargas explosivas temporizadas en el interior de estructuras de difícil acceso.

Alon Wolf, director del laboratorio de Biorobótica y Biomecánica del Instituto Technion de Israel, y responsable del proyecto, señala que la serpiente robótica supera la “limitada maniobrabilidad” de otros modelos, pues incluso es capaz de seguir funcionando a pesar de haber perdido parte de su estructura.

No obstante, el prototipo no es el primer ejemplo de serpiente robótica que se muestra, los “snakebots”, como se les conoce en la industria, vienen en todas formas y tamaños: desde una gigantesca serpiente de 3 metros diseñada para apagar fuegos por el laboratorio noruego SINTEF, hasta una pequeña serpiente construida con fines médicos, tan pequeña que puede desplazarse por la cavidad pectoral humana y que fue diseñada por la Universidad Carnegie Mellon. EL MUNDO.ES

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP