Niño “banquero” recibe apoyo ecuatoriano en el diseño de la app móvil

- 09 de diciembre de 2019 - 00:00
El joven nativo de Arequipa (Perú), José Quisocala, visitó el fin de semana Quito y el 6 de diciembre celebró en esta ciudad 15 años de vida.
Álvaro Pérez / ET

Es la cuarta ocasión que José Quisocala, el “niño banquero”, visita Ecuador y la tercera que llega a Quito.

 Esta vez acudió para recibir capacitación y asesoría tecnológica en la creación de una página web y aplicación móvil que permita a los socios del Banco del Estudiante Bartselana revisar su saldo en la cuenta.

Al momento solo pueden consultar por internet los movimientos y capital que tienen en la tarjeta de débito, que se les entrega después de completar los cursos  de educación financiera y gestión ambiental.

Con la tarjeta Visa pueden realizar consumos en locales nacionales e internacionales y hacer retiros en cajeros automáticos.

“Cuando van al extranjero solo tienen que registrar en la página web el país al que van e inmediatamente se activa la tarjeta”.

Gracias al asesoramiento que recibe de la empresa cuencana Libélula Soft espera que los 3.700 socios actuales de su banco cooperativa accedan de forma virtual a las cuentas “ahorro móvil” y “plan de ahorros”.

Así conocerán los saldos y movimientos también en esas cuentas. “Los niños manejan muy bien la tecnología y lo que quiero es que la aplicación sea como un videojuego super entretenido para ellos”, manifestó.

 Quisocala, nativo de Arequipa (Perú), cumplió el pasado 6 de diciembre 15 años y está empeñado en que su creación financiera y social se multiplique primero en su país y luego replicarlo en otras partes del mundo.

Al momento cuenta con 4 oficinas en Arequipa y está próximo abrir una sucursal en la ciudad de Lima.

“Primero quiero atender a mi país y consolidar bien mi propósito de ayuda social y financiero para que luego el mismo banco se encargue de generar sucursales en otras ciudades peruanas y yo lo haría en el exterior”.

Su idea nació hace 7 años y permite a los niños y jóvenes desde los 6 hasta los 29 años recibir dinero en sus cuentas a cambio de entregar residuos sólidos.

“A esas edades aún se pueden modificar los comportamientos y aprender a cuidar la naturaleza”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP