Análisis

El gama alta de Sony que se resiste a cambiar

- 16 de noviembre de 2017 - 00:00

A pesar de que sus marcos bastante grandes contrastan con las actuales tendencias de diseño, solo verlo fue suficiente para darme cuenta de que tenía ante mis ojos un teléfono de última generación. Su pantalla es inferior al 70%, cuando la mayoría de los móviles actuales ocupa entre 84% y 88% del área frontal.

El dispositivo puede sumergirse 1,5 metros hasta 30 minutos. Es el primer celular con pantalla 4K; su panel IPS de casi 5,5 pulgadas con una resolución de 2.160 x 3.840 píxeles es de un nivel excelente. En modo video, incluye compatibilidad con HDR10, su pantalla es impresionante.

En cuanto a su cámara -tanto la frontal, que tiene 13 megapíxeles de resolución y estabilizador óptico de imágenes de 5 ejes; como la trasera, de 19 megapíxeles- me sorprendió. Es buena en todos los sentidos. Su cámara lenta tiene capacidad de grabar videos a 960 fps por segundo y con resolución HD.

En resumen, es un muy buen celular, con la cámara lenta más avanzada del mercado; asimismo, hay que destacar la pantalla 4K para multimedia, que parece del futuro. De seguro, nadie resultará decepcionado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: