Blogueros demandan a The Huffington Post

16 de abril de 2011 - 00:00

The Huffington Post fue denunciado  esta semana por varios de sus blogueros, que presentaron una demanda colectiva por 105 millones de dólares en la que acusan al diario digital, y a su fundadora, de enriquecerse indebidamente y no repartir beneficios con miles de colaboradores, que escriben sin un sueldo a cambio.

"Hoy presenté una demanda colectiva contra Arianna Huffington, The Huffington Post y AOL en nombre de miles de blogueros", anunció Jonattan Tasini, sindicalista y también colaborador del diario neoyorquino durante cinco años.

Tasini, quien ya ganó un conocido caso en 2001 contra The New York Times en defensa de los colaboradores independientes y que tiene también un activo pasado político, explicó que a raíz de la reciente compra del Huffington por parte de AOL por 315 millones de dólares, muchos colaboradores tenían la esperanza de que su trabajo se empezara a remunerar de una vez.

"La afirmación de ThehuffingtonPost.com de que los escritores escriben gratuitamente recupera a la era digital una falsedad muy antigua, una falsedad que este tribunal debería rechazar. De hecho, los escritores, como todos los creadores, merecen una cuota del valor que generan", asegura la demanda registrada ayer en el tribunal federal de Manhattan.

A través de su web, Tasini considera que "los consejeros delegados y los más altos ejecutivos (del ámbito empresarial estadounidense) se creen que son la parte más importante de la compañía y que deberían quedarse con una porción obscena del valor que crean sus empleados".

"El Huggington Post no fue, ni es ni será nada sin las miles de personas que generan contenidos", defendió el bloguero, quien acusó a su fundadora de creer que solo ella debe "llenarse los bolsillos, mientras los peones luchan por sobrevivir".

Además, la acusó de "hipócrita" y "ser peor" que los consejeros delegados de los bancos o los dueños de Walmart: "Al menos ellos pagan a sus trabajadores algo, aunque sus salarios no lleguen a cubrir sus necesidades".

"Mientras cosecha dinero y construye su marca, basada en libros y discursos denunciando la creciente brecha entre ricos y pobres, la señora Huffington actúa, precisamente, para empobrecer a los blogueros y crear una plantación en la que sus esclavos trabajan para levantar su fortuna", indica Tasini.

Por el momento, el activista pide que "nadie escriba para el Huffington hasta que se haga justicia", asegura que quien lo haga será un "esquirol" y recuerda que los sindicatos Newspaper Guild y National Writers Union llamaron a la huelga y a boicotear el diario.

Además, estaba previsto publicar el miércoles una carta abierta a "la larga lista de líderes progresistas" que escriben para el diario pidiéndoles que se sumen a la huelga y reclama a los lectores que no visiten la web y boicoteen la participación de su fundadora en cualquier acto público de corte progresista hasta que se solucione la situación.

En respuesta a esta demanda un portavoz de Huffington, que no se identificó, asegura: "Como hemos dicho en ocasiones anteriores, nuestros blogueros usan nuestra plataforma -así como otros blogs no retribuidos- para conectar y ayudar a que su trabajo sea visto por el mayor número de gente posible".

La demanda reclama 105 millones de dólares, ya que esa cantidad es un tercio de lo pagado por AOL para ser dueña de  la compañía y, según el demandante, es la que correspondería repartir entre los blogueros.

Entre los colaboradores del sitio se cuentan a Alice Waters sobre comida,  Harold Katz con una columna especializada en  salud dental,  Suzie Heumann sobre temáticas sexuales, Diane Ravitch especialista en temas de educación, Jacob M. Appel experto en  temas de ética, Auren Hoffman sobre negocios y políticos y  Jon LaPook con un blog especializado en medicina y temas de salud.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: