La caída en las ventas del buque insignia de la firma de la manzana, el iPhone, arrastra a la compañía de Cupertino

Alphabet (Google) destrona a Apple

- 07 de febrero de 2016 - 00:00
Cuando Alphabet presentó sus buenos resultados de 2015, el mercado dio un vuelco y al cierre de Wall Street sus acciones valían $ 531.000 millones.
Foto: Internet

Las cifras publicadas por la empresa madre del motor de búsqueda alteraron la bolsa esta semana.

Alphabet, la empresa madre de Google, arrebató el martes pasado a su rival Apple la corona de mayor empresa del mundo en valor de mercado y logró una victoria simbólica de su nueva estrategia.

En los últimos 4 años, Apple dominó casi todos los días los índices bursátiles: el 25 de enero de 2012 le arrebató el primer lugar a la petrolera ExxonMobil y marcó un cambio de era y su consagración como la mayor potencia de la economía.

Cuando el lunes anterior Alphabet presentó sus buenos resultados de 2015, el mercado dio un vuelco y al cierre de Wall Street sus acciones reflejaban un valor de mercado de $ 531.000 millones. El valor de Apple, en tanto, era de $ 523.000 millones tras una leve caída.

Nadie sabe cuánto durará el reinado de Alphabet. El monto de capitalización bursátil equivale al número de acciones en circulación multiplicado por su precio y en consecuencia varía en función de las oscilaciones del mercado.

Pero la alternancia en el tope de los mercados, valida, al menos simbólicamente, la nueva estrategia de Google en 2015 con el declarado propósito de mostrarse en forma bien clara ante los inversores.

Con la creación de Alphabet, Google y sus principales productos, como el motor de búsqueda, el sistema Android y YouTube, se convirtieron cada uno en filiales de un holding que abarca también separadamente a sus apuestas innovadoras o revolucionarias.

Autos sin conductor, difusión de internet en lugares apartados utilizando drones o globos e iniciativas en cuestiones de salud son apuestas novedosas pero de momento sin ninguna garantía de éxito.

Justamente Alphabet fue creada como una suerte de paraguas que cubre las filiales y los eventuales malos resultados de una y no comprometen a las demás.

De ese modo, Alphabet aventa también el temor de que las aventuras tecnológicas espanten a accionistas alarmados por inversiones a pérdida en asuntos que a primera vista parecen hasta estrafalarios.

Las pérdidas que reportó Alphabet en su división de innovaciones no perjudicaron el desempeño total del grupo en 2015. Alphabet reportó un beneficio neto de $ 15.800 millones en 2015; un 12% más que el año precedente.

Es precisamente la transparencia, uno de los rasgos con los que Alphabet quiere distinguirse de Apple, que hace un culto del secreto para sus innovaciones.

“La mayor transparencia en Alphabet es un paso positivo para conocer la rentabilidad de las actividades esenciales de Google y las pérdidas que le generan sus proyectos”, dijeron analistas del banco Morgan Stanley. Roger Kay, de la firma Endpoint Technologies Associates, señaló que el cambio en el liderazgo se debe más al declive de Apple que al ascenso de Alphabeth.

“Apple aún logra ganar cantidades colosales, pero los iPhone llegaron a un estado de madurez y la cuestión es saber qué viene después”, dijo Kay. Ante la prevista caída de las ventas de iPhone, su producto estelar, Apple busca orientarse hacia los servicios, pero es un sector en el que ya podría haber alcanzado su máximo crecimiento. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: