Una luchadora contra la polio cumple 99 años

- 20 de febrero de 2018 - 00:00
Beatriz Narváez (blanco) llegó al Salón Pichincha del Círculo Militar (Quito) para celebrar, con su familia, el aniversario de su nacimiento.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

La quiteña Beatriz Narváez gestionó ante la OMS el primer cargamento de vacunas y así salvaguardar el bienestar de generaciones de niños del país.

La galena ecuatoriana Beatriz Narváez, quien en la década del setenta introdujo la vacuna contra la poliomielitis, cumplirá mañana 99 años.

La mujer de baja estatura llegó el fin de semana pasado al Círculo Militar para festejar con sus amigos y familiares su onomástico.

La  ‘Doctorita’, como muchos llaman a Narváez, no tuvo hijos, pero sí 47 sobrinos que siempre tuvieron su ayuda. Ella atendió, en su consultorio, todos los partos de sus hermanas y cuñadas.

Una de las sobrinas que nació con su ayuda es Jimena Narváez. Ella, al igual que gran parte de sus primos, se dedica a la medicina.

Jimena ayudó en el festejo. Mientras coordinaba la proyección de un video, en el que se mostraron fotografías de la homenajeada, recordó que en su formación de pregrado -en la Universidad Central del Ecuador (UCE)- su tía se convirtió en su inspiración.

El carácter decidido de la ‘Doctorita’ para estar a la vanguardia de los avances médicos le permitió acceder a becas. Fue así como cursó talleres y posgrados en Argentina, Venezuela y México.

Los contactos que mantuvo durante su estadía en los países donde se capacitó, le permitieron que gestione la llegada del primer cargamento de dosis para combatir la poliomielitis.

Narváez -a través de cartas- se contactó con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el cargamento extranjero arribó a Colombia. Ella realizó los trámites necesarios y las vacunas llegaron al país vía terrestre.

El día que el medicamento llegó a Quito se inició la inoculación. En ese tiempo, ese tipo de fármacos no se aplicaba vía intravenosa (inyectables). “La dosis consistía en dos gotas de una sustancia amarga”, recordó su colega Olga Vallejo. 

Cuando Narváez fue presidenta de la Asociación de Médicas de Pichincha alentó a Vallejo a salir del país y especializarse en Argentina. En los dos años que ella estudió en el extranjero, la ‘Doctorita’ cuidó a su mamá.

Eduardo Pazmiño, otro sobrino, rememoró que cuando su tía se graduó, en 1950, se inició el legado de médicos en la familia. (I)

 Homenaje

Colegio de médicos  

→El gremio de Pichincha le otorgó  el reconocimiento ‘Médicas Símbolo’. La organización destacó la extensa trayectoria de la galena capitalina. Sus colegas consideran que sin su aporte la polio no se hubiese erradicado.

28 años sin poliomielitis cumple la región. Los últimos casos fueron reportados en los noventa. 

La enfermedad 

La poliomielitis es una enfermedad contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y genera parálisis en cuestión de horas. Afecta a los niños menores de cinco años. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: