Club de Periodismo

De la trayectoria a un sueño hecho realidad

- 16 de diciembre de 2019 - 00:00
Su personal académico, religioso y administrativo siempre está pendiente de todo lo que ocurre con el estudiantado de la institución.
Foto: Diego Ávila / El Telégrafo

La institución educativa abre sus puertas con bachillerato (2020-2021). Su calidad académica se ha convertido en un ícono en toda la comunidad.

La petición de las damas de la Cruz Roja de Guayaquil a la madre María Bernandini (inspectora en Ecuador) para asumir la administración de la colonia que tenían establecida en Playas, fue aceptada.

Para ello se envió a sor Lucia Montanera y a sor Victoria Grande, luego a sor Carlota Nieto y a sor Elvira Gambarrotti (agosto a diciembre 1946).

El 26 de diciembre de 1946 la madre Josefina Genzone entró como inspectora de Ecuador. Apenas conoció sobre la reciente fundación, decide hacer los trámites para establecerla canónicamente. Se abre un taller de corte y confección, donde también se imparte el catecismo.  

Se incorpora sor Ángela Ruggeri y se forma así una comunidad fundadora completa. El 2 de agosto de 1948, monseñor Heredia envía la autorización escrita para la apertura canónica.

En 1950 la Cruz Roja crea una escuela popular. Se designa a sor Sara Valencia la dirección del plantel y el 17 de junio de 1950 la Dirección de Educación Provincial de Guayaquil aprueba el funcionamiento con el nombre de Escuela de la Cruz Roja (se abre con 2 grados); en 1954 ya había la primaria completa. En 1969 la escuela toma el nombre de Laura Vicuña.  

La Cruz Roja de Guayaquil retira la colonia y también la colaboración para la escuela, ofreciendo en arriendo los locales a la comunidad.

Laura VicuñaLos estudiantes, a más de la formación académica y religiosa que reciben en el plantel, siempre están prestos a diversas actividades cívicas y religiosas. Foto: Diego Ávila / El Telégrafo

La obra educativa no desmaya, ya que recibe apoyo de bienhechores y se adquiere un terreno propio donde se construye poco a poco. En 1985 ya funciona el taller de costura y la casa de la comunidad; en 1990 se construyen los pabellones para la escuela y entonces se entrega la escuela alquilada.

En la actualidad (2019) ya está en trámite de abrir el anhelado bachillerato para que los estudiantes continúen sus estudios. Esto demuestra que el verdadero amor es de entrega.

Además, nunca falló la ayuda divina y la férrea fe cristiana de las hermanas, docentes, padres de familia y estudiantes. Todo se cristaliza en la continuidad de esta obra por la decisión de su fundadora innata, la madre María Bernandini, que jamás titubeó ante la propuesta para Playas. (I)

Gibson Muñoz, Ashly Balladares, Ashleyn Saldarriaga y Érick Crespín
Estudiantes
Playas

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: