El 20% de la población en países desarrollados labora pasadas las 19:00

Trabajadores nocturnos, en riesgo de padecer diabetes (Video)

- 30 de agosto de 2014 - 00:00

El 20% de la población en países desarrollados labora pasadas las 19:00

Durante 10 años, César Mendieta trabajó en horario nocturno. Su jornada empezaba a las 19:00 y concluía a las 07:00. Se dedicaba al mantenimiento de máquinas en una empresa de plástico. Hace un año fue diagnosticado con diabetes e hipertensión. “Creía que no me afectaría trabajar de esta manera, pero hace unos años empecé a ver que ya no me sentía igual”, asegura César.

¿Qué tienen en común César con un guardia de seguridad? o ¿con un técnico en sistemas, incluso un médico investigador? Todas estas profesiones atraviesan largas jornadas laborales por la noche. Se estima que el 20% de la población económicamente activa en países desarrollados trabaja después de las 19:00, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Pero, además, César y los otros profesionales tienen más riesgos de sufrir diabetes, trastornos al dormir, desarrollar obesidad y también cáncer. Por ejemplo, un reciente estudio de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, en China, en el que participaron más de 200.000 personas, concluyó que las posibilidades de que los trabajadores nocturnos sufran diabetes se incrementan en el 9%.

¿Qué ocurre durante la noche?

Hernán Yupanqui, endocrinólogo y presidente de la Fundación Colombiana de Obesidad, asegura que los turnos en las noches pueden ocasionar una ruptura de la fisiología humana. “Hay seres humanos que no logran adaptarse y terminan expuestos a más problemas”.

El cardiólogo Jorge Villavicencio indica que tener sobrecarga de trabajo en horas de la noche produce taponamiento de las arterias coronarias y una predisposición para problemas cardiacos, como un infarto. “El estrés, en especial si es un trabajo demandante, hará que el paciente esté más expuesto a tener problemas en el miocardio, como cardiopatías y en el sistema nervioso”, dice el especialista.

Mientras que, el endocrinólogo Francisco Vera explica que los cambios abruptos ocurridos en el ser humano alteran el metabolismo y aumentan la presión arterial, glucosa, triglicéridos y el colesterol.

Explica que esto se produce debido a que la hormona de crecimiento y el cortisol, que normalmente permanece dormida en la noche, se activan y generan trastornos en los trabajadores nocturnos. “El cortisol actúa después de la 7 de la noche, es una hormona contrareguladora, cuando esta se altera los patrones normales de producción de azúcar en la sangre aumentan y esto puede desarrollar diabetes a lo largo de la vida”, dice Vera.

VIDEO

Además, indica que se activa la noradrenalina, neurotransmisor que genera hiperactividad. Esto motiva que los trabajadores nocturnos estén más excitados porque ingieren café o caramelos para estimularse y tener una sensación de bienestar.

Otras de las consecuencias para quienes trabajan durante la noche versus el día es el envejecimiento  temprano. “Los turnos laborales que implican una alteración de los ritmos circadianos podrían ser carcinogénicos para el ser humano”, señala la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer en un informe publicado en la revista científica The Lancet.

El documento añade que ciertas exposiciones ocupacionales hacia productos tóxicos, como las que sufren bomberos o pintores, son “posiblemente carcinogénicas”.

Según el oncólogo Francisco Plaza, el déficit de sueño y el insomnio disminuyen las defensas en el organismo y predispone al ser humano a desarrollar células cancerosas. En las mujeres cita los riesgos de padecer cáncer de mama y en los varones el de próstata.

¿Qué hacer para disminuir el impacto?

Hay empleos que siempre van a demandar horas por la noche, como las enfermeras. Ante esto, Vincent Cogliano, uno de los conductores del estudio de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, explica que lo esencial es saber reducir los riesgos y tomar el tiempo necesario para descansar.

Las personas con un reloj biológico humano alterado, que regula las funciones fisiológicas del organismo, también desarrollan desequilibrio emocional.

Para evitar los impactos en la salud, Vera aconseja que una vez terminado el turno el trabajador debe tomarse un descanso, “poner su mente en blanco y relajarse para que puedan descansar por lo menos 6 o 7 horas. He tenido pacientes que me dicen que después de concluir sus jornadas no pueden dormir por el día”.

La cafeína, gaseosas y bebidas estimulantes deben evitarse porque alteran más el sistema nervioso. En su reemplazo puede ingerirse té de canela o chocolate caliente.

También es recomendable evitar comidas pesadas (harinas, arroz y pastas) en la noche, además realizar algún tipo de ejercicios o meditación. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP