Rusia, el mítico país que atrae a los ecuatorianos

- 11 de noviembre de 2018 - 00:00
Tres periodistas ecuatorianos viajaron en octubre a la ciudad de Moscú. Junto a otros 22 comunicadores latinoamericanos pasearon por el famoso Cuadrado Rojo.
Fotos: Michael Voskresensky Miroshnikov

La variedad de paisajes, climas y la amabilidad de sus ciudadanos motivan a los compatriotas a viajar hasta esta nación. El periplo toma entre 14 y 16 horas, además del tiempo de las escalas.

Es el país más grande del mundo. Su extensión sobrepasa los 17 millones de kilómetros cuadrados y se asienta sobre los continentes europeo y asiático. Alberga a una población de más de 146 millones de personas, convirtiéndose así en la novena nación más habitada del planeta. Además, cuenta con una gran variedad de climas y tiene 11 husos horarios. 

Con estas características, no es sorpresa que para muchos ecuatorianos, esta lejana nación sea todo un misterio.
“Frío”, “hermetismo”, “orden”, “Putin” y “mundial” fueron las palabras que se repitieron en mayor número al consultar a 50 personas sobre qué términos vienen a su mente cuando piensan en Rusia.

Para David Viteri (37 años), ecuatoriano radicado en Moscú desde 2014, estas descripciones se acercan a la realidad “pero no en un mal sentido”. Explica que, en efecto, este país es totalmente diferente a Ecuador en aspectos culturales, gastronómicos, arquitectónicos, políticos y económicos en los que la potencia nos lleva una gran ventaja.

Ecuatorianos en Rusia. Foto: Michael Voskresensky Miroshnikov

Y, precisamente por eso es que impacta y enamora a los latinos. Es un país de marcada riqueza cultural, del que han salido grandes escritores, músicos, artistas, filósofos, deportistas y bailarines.

Para él, el mayor reto de una visita a Rusia son el idioma y el clima, dependiendo de la época del año.

Si bien en la temporada primaveral, de marzo a mayo, las temperaturas son cálidas, también existen meses y zonas donde la temperatura puede descender hasta 70 grados bajo cero. Este es el caso de la Siberia Rusa, principalmente de diciembre a febrero, cuando es invierno.

En cuanto al idioma, el alfabeto cirílico utilizado por los rusos hace que esta lengua sea totalmente extraña e incomprensible para los hispanohablantes. Su abecedario varía mucho del español.

Sin embargo, la eventual falta de comunicación no es un impedimento para pasear por las transitadas plazas y parques, y apreciar la exquisita cultura de un país poco conocido por los latinos.

Rusia cuenta con uno de los mejores sistemas de transporte a escala mundial, y la organización de sus ciudades facilita la movilización de los visitantes, que siempre podrán contar con la ayuda de los habitantes locales, que se muestran prestos para dar la mano. En una sola frase, Viteri describe a Rusia como un país “totalmente diferente a lo que nos contaron o nos imaginamos”.

Ecuatorianos en Rusia. Foto: Michael Voskresensky Miroshnikov

Concuerda con él, la periodista Julia Vélez, oriunda de Manabí. Junto a 25 reporteros latinoamericanos, ella viajó Moscú en agosto, gracias a una invitación de la agencia internacional de noticias Sputnik y la Agencia Federal para los Asuntos de Colaboración con la Comunidad de Estados Independientes, Compatriotas en el Extranjero y Cooperación Humanitaria Internacional.

El objetivo de la visita fue conocer la forma de trabajo de la agencia de noticias, así como de la Secretaría de Comunicación Estatal, además de recorrer Rusia y varios de sus atractivos.

Vélez cuenta que jamás pensó visitar este país, y considera que la distancia es uno de los principales aspectos que frenan a los ecuatorianos a conocerlo.

Rusia se encuentra a 13.371 kilómetros de distancia de Ecuador, y el viaje toma entre 14 y 16 horas, dependiendo del avión, y sin contar con el tiempo entre escalas.

Ecuatorianos en Rusia. Foto: Michael Voskresensky Miroshnikov

La cordialidad de los rusos marcó la diferencia en el viaje de Julia. “Es gente amable que, a pesar de no saber mi idioma, ni yo el de ellos, me ayudó siempre que lo necesité”, recuerda.

“No son tan cálidos como los latinos, pero son amables y respetuosos con las personas que saben respetar su cultura y costumbres”, añade Viteri.

El trabajo del Estado ruso para lograr una cercanía con los países americanos se ha intensificado en los últimos años al reformar las políticas migratorias, que benefician notablemente a los turistas.

Este es el caso de nuestro país. A finales de 2012, la Federación Rusa y la República de Ecuador firmaron un acuerdo de supresión de visado, lo que permite el libre ingreso de ciudadanos ecuatorianos y rusos sin necesidad de visa, siempre y cuando el motivo del viaje sea turismo y por un plazo no mayor a 90 días. Sin duda, es un país que vale la pena conocer. (I)

Dato: 
- A finales de 2012, los gobiernos de Rusia y Ecuador firmaron un acuerdo de supresión de visado, lo que permite el libre ingreso de ecuatorianos y rusos, sin necesidad del documento, siempre y cuando el motivo del viaje sea turismo y por un plazo no mayor a 90 días.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: