El plantel surgió de la fe y la vocación por educar

- 27 de septiembre de 2019 - 00:00
Vista panorámica del patio principal del colegio con todo el alumnado presente en el momento previo a iniciar la jornada educativa.
Fotos: Karly Torres / ET

Hace 64 años en el suburbio de Guayaquil, entre lodazales y matorrales, nació la idea de construir una pequeña escuela para servir a la comunidad.

Por María Barreto

Un grupo de frailes inspirados en San Francisco de Asís, sintieron la necesidad de educar y crearon la parroquia nuestra señora de Fátima. Y en ella una pequeña escuela.

El 14 de abril de 1955 bajo la dirección de fray Luis Vera, surge “San Luis Rey de Francia”, siendo la más pobre de todas las órdenes franciscanas provinciales. Tiempo después llegarían frailes nuevos, los que harían en ese pequeño bloque grandes edificios con hermosos colores, dando paso al bachillerato.

La evolución es notable. Cada Fray que ha ocupado el cargo de rector, junto con su personal, ha aportado detalles valiosos al colegio. En la actualidad, fray José Duvan está lleno de proyectos que carismáticamente comparte con la comunidad luisiana.

Con la misión y visión inculcada en los estudiantes para que consigan, aparte de un buen futuro, un presente prometedor, todo se ha sembrado con pastillas de alegría, justicia, sencillez y solidaridad para el desarrollo académico, alcanzando la  excelencia en las diferentes materias, así como el desenvolvimiento de habilidades, explotándolas y dominándolas, aprovechando siempre los dones que nos ha dado Dios.

En el proceso de crecimiento se han cometido errores, aciertos, caídas y tropiezos; sin embargo, eso no ha detenido las ganas de enseñar, formar y entregar a la sociedad seres humanos de calidad, con principios inspirados por la fe de Cristo.

Nuestra juventud tiene ideas nuevas, nos da ese impulso para seguir adelante. Ellos han organizado intercolegiales que explotan habilidades en emprendimientos, informática, literatura, canto, además de concursos internos de fonomímica, declamación, deporte, cultural, coreografías y ferias para demostrar los conocimientos adquiridos con el pasar de los años.

El personal docente recibe seminarios que fortalecen sus conocimientos. Por ello es una gran satisfacción saber que exalumnos del plantel han regresado al lugar donde se formaron. Hoy existen tres profesores, los cuales devolvieron lo aprendido y en la actualidad lo aplican en su campo laboral.

En este recorrido de crecimiento preguntamos a los estudiantes qué se siente ser parte del San Luis: “Este colegio me ha brindado una buena acogida, con alumnos que se han convertido en mis mejores amigos; las clases son muy interactivas y dinámicas con maestros que nos dirigen de forma muy profesional en nuestro desarrollo académico”, dijo Moisés Barcia de 2do BGU-B. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP