Ministra dispone que se recuerde a policías normas en trato a ciudadanos

- 26 de diciembre de 2019 - 12:05
Una ciudadana denunció en redes sociales que un policía se dirigió a ella en términos inapropiados cuando pasaba por una UPC en Guayaquil.
Foto: Referencial / Archivo

Ante la denuncia de una ciudadana que hace referencia a que un policía se habría dirigido a ella en términos inapropiados, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, dispuso a la Dirección Personal de la Institución que se recuerde a los agentes que "este comportamiento en inaceptable". 

La denuncia de Catherine Torres se hizo viral el fin de semana. Ella contó en las redes sociales que mientras caminaba de su casa a una tienda en Los Ceibos, una urbanización en el norte de Guayaquil, pasó por una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) y un policía le gritó "preciosa" desde un vehículo de la institución

La ministra Romo se dirigió en su cuenta de Twitter a la joven a quien pidió disculpas"Los piropos no son inofensivos y es más grave si viene de un agente estatal. A toda la Policía le será recordado que este comportamiento es inaceptable. Si queremos sociedades más seguras ¡debemos luchar contra todas las violencias!", escribió. 

La funcionaria colgó en su cuenta en la red social un documento de la Dirección Personal de la Policía dirigido a directores generales, directores nacionales, jefes de unidades descentralizadas, jefes de unidades especiales, jefes de servicio, jefes de distrito y jefes de circuitos de todo el país. En el telegrama se les recuerda que "este tipo de actitudes desdicen del ejemplo de trato igualitarios y respetuoso hacia las mujeres que la Policía practica a lo interno y del que debe dar ejemplo en una sociedad en la que combatir la violencia machista también hace parte de nuestro trabajo". 

En este se les ordena que dispongan a quien corresponda "publique en la Orden de Cuerpo de la Dependencia, bajo su mando, por tres días consecutivos" las normas que deben seguir respecto a la relación y trato con la comunidad.   

"Nuestro trabajo requiere aplicar un trato cordial, cortés y respetuosos con todas las personas sin ninguna excepción", indica uno de los puntos.

A los policías se les recuerda en el documento, además, que cuando interaccionen con la comunidad "deben identificarse con sus nombres y grados respectivos

No pueden tutear ni referirse en términos despectivos ni denigrantes hacia las personas.

Además, mantener una conducta y porte acorde con la función constitucional de la Policía, debiendo tener en cuenta que "la desviación de esa conducta o modales en el servicio desprestigia a toda la institución".

"El saludo a más de ser una expresión de nuestra educación, lleva consigo una demostración de respeto y consideración. Es inaceptable que en ciertos casos se hagan comentarios sexistas, denigrantes y/o hasta morbosos", apunta el documento. 

Finalmente indica que los señores jefes de los diferentes servicios, "deberán capacitar y recomendar a su personal en forma permanente, sobre normas de respeto". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP