OMS retira a “trans” de lista de males mentales

- 19 de junio de 2018 - 00:00
Los transexuales de Ecuador felicitan la declaratoria. Ellos consideran que al dejar de ser considerados enfermos mentales ganarán más espacios públicos.
Foto: Lylibeth Coloma / El Telégrafo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la transexualidad del apartado de enfermedades mentales e incorporó el uso abusivo de los videojuegos como un desorden de comportamiento en la primera actualización de su Clasificación Internacional de  patologías publicada este lunes 18 de junio.

Luego de once años de trabajos, la OMS hizo la modificación -por años las asociaciones LGBTI han reclamado salir del listado- y las colocó en la categoría de comportamientos sexuales.

“Queremos que las personas que padecen estas condiciones puedan obtener la ayuda sanitaria cuando la necesiten”, aseguró el director del departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, Shekhar Saxena.

Él explicó que deja de ser considerada una enfermedad mental porque no hay evidencias de que una persona con un desorden de identidad de género deba tener automáticamente al mismo tiempo un desorden mental. “Aunque suceda muy a menudo que vaya acompañado de ansiedad o depresión”.

Además, “si a las personas con un desorden de identidad de género se las identifica automáticamente como alguien con un desorden mental, en muchos países se les estigmatiza y puede que se les reduzca las oportunidades de buscar ayuda”.

La transexual Tanisha Feikers, coordinadora del Observatorio para la Inclusión e Igualdad de Género, aseguró que  la noticia representa un gran avance para la reinvidación de sus derechos. “Esto generará más posibilidades de creación de leyes. El sector religioso tendrá que respetar la igualdad de género”.

Para Elquin Soleta, quien es transmasculino, la declaratoria reducirá la discriminación y les permitirá ganar más espacios públicos sobre todo en lo laboral. “Nosotros nunca hemos estado enfermos”.

Otra de las modificaciones más llamativas de la clasificación es la inclusión de los videojuegos en un nuevo desorden, el del “juego” pernicioso, que se incorpora a la misma lista donde también está la acción dañina de apostar.

“Incluimos el desorden de jugar de forma adictiva tras analizar las pocas evidencias que tenemos y tras escuchar a un Comité Científico que sugirió que este nuevo fenómeno se incluyera como una enfermedad que debe ser tratada”, resaltó Saxena.

La OMS estima que entre un 2 y un 3 por ciento de los que juegan videojuegos tienen un comportamiento abusivo y pernicioso, pero quieren tener certeza científica. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP