Obispos apoyan la ordenación de hombres casados en zonas lejanas

- 19 de octubre de 2019 - 00:00
El papa Francisco ha mantenido reuniones privadas con representantes indígenas de la Amazonía. El Sumo Pontífice debe revisar el documento final.
EFE

La mayoría de participantes en el Sínodo sobre la Amazonía se inclina a favor de la designación de los llamados viri probati. Los grupos participantes, tras 15 días de trabajo, muestran posturas que se aplican solo en casos particulares.

Los participantes en el Sínodo de los obispos sobre la Amazonía ya tienen clara una postura sobre la ordenación sacerdotal de los hombres casados.

La mayoría se inclina a favor de esa idea en las zonas más aisladas donde no hay religiosos. La finalidad es que se impartan los sacramentos.

El colectivo, además, aprueba el estudio de los posibles nuevos “ministerios” que se pueden conceder a las mujeres en esas áreas. Como en el caso de las antiguas diaconisas.

El tema de la posible ordenación de hombres casados, llamados viri probati, es uno de los que más controversia ha causado antes de la celebración de este Sínodo sobre las problemáticas de la región.  Las críticas provienen del sector ultraconservador.

Así aparece en los resúmenes que han realizado los grupos de participantes, llamados grupos menores, del Sínodo. Tras 15 días de trabajo se recogen varias propuestas realizadas.

Estas iniciativas serán debatidas la próxima semana. Formarán parte de un documento final que podrá ser votado solo por los obispos y presentado al papa Francisco.

En diversas intervenciones se recoge la necesidad de responder a la petición en muchas comunidades amazónicas de celebrar la Eucaristía.

Según los creyentes es “un derecho inalienable”.  Ellos piden estudiar pastoralmente más formas efectivas para responder a este llamamiento insistente.

Padres sinodales piden que en las comunidades cristianas puedan ser ordenados hombres de fe madura y respetada y además reconocidos. De preferencia indígenas, solteros o con una familia establecida y estable, para asegurar los sacramentos.

La ley canónica permite la petición al Vaticano de la dispensa para el Sacramento del Orden sacerdotal, “de un hombre legítimamente y válidamente casado”.

En uno de los grupos se escribe que algunos de los llamados padres sinodales consideran que la propuesta concierne a todos los continentes: “Podría reducir el valor del celibato o la pérdida del celo misionero al servicio de las comunidades lejanas”.

Asimismo piden que este argumento sea sometido a toda la Iglesia con un Sínodo universal.

Solo en otra de las relaciones de los círculos menores se insiste en que el celibato en la Iglesia es un don y un tesoro. “Debería proponerse a las poblaciones que son amazónicas”.

Otra propuesta es la de pedir al Papa la posibilidad de conferir la condición de presbítero a varones casados para la Amazonía. Eso significa que sea de modo excepcional, bajo circunstancias específicas y para algunos pueblos determinados. Estableciendo claramente las razones que lo justifican.

Y otros proponen delegar, la implementación de este ministerio, a las Conferencias Episcopales presentes en la Panamazonía.

También hay muchas propuestas sobre dar mayores funciones eclesiales a las mujeres en estas comunidades. Allí ellas llevan el peso de toda la organización e incluso de la Iglesia.

En uno de los grupos consideran que sería bueno crear un diaconado para mujeres en la Amazonía. Su presencia es decisiva en la vida y misión de la institución católica.

El Concilio Vaticano II restauró el diaconado Permanente para los hombres, porque es bueno y útil para la Iglesia. “Ese mismo argumento es válido para crear diaconado para mujeres en la Iglesia en la Amazonía”, reza el documento.

Edmundo Valenzuela, de la comisión de redacción del documento final del Sínodo de la Amazonía, apoya la ordenación de hombres casados  y diaconisas. Para él, puede ser una ayuda para los vicarios apostólicos que no pueden sostener su tarea por dos motivos: por distancia y por presencia de pentecostales.

El 2 de agosto de 2016 la Santa Sede informó que el papa Francisco decidió crear una comisión de estudio sobre el diaconado de las mujeres. Lo hizo cumpliendo con su promesa del 12 de mayo de ese mismo año. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: