Niños ecuatorianos podrán vivir con familias extranjeras

Ecuador cuenta con manual de adopciones internacionales y accederá a asistencia legal y técnica de La Haya para garantizar procesos rigurosos de adopción.
13 de noviembre de 2020 15:51

Cerca de 2.600 niños se encuentran en las 92 casas de acogida de Ecuador, de ellos, el 67% supera los 10 años. Para este grupo, cuando no es posible la adopción nacional, la adopción internacional se convierte en una posibilidad para que puedan acceder al derecho de vivir en una familia.

Con esta meta, el jueves 12 de noviembre, la vicepresidenta de la República, María Alejandra Muñoz, hizo la entrega del Manual de Adopciones Internacionales del Ecuador, que contó con una asistencia técnica financiada por La Haya. Además, realizó un intercambio de notas de cooperación en la sede de La Haya (Hague Conference on Private International Law).

Foto: Cortesía Vicepresidencia de Ecuador.

El objetivo es lograr continuidad y presupuesto para una nueva asistencia legal y técnica que garantice la rigurosidad y defensa de los derechos de la niñez ecuatoriana en los procesos de adopción internacional.

Manual

En 2019, en Ecuador únicamente 14 niños fueron acogidos en familias a nivel internacional, un promedio mucho menor que otras naciones de la región, como el caso de Colombia que reubicó en ese año a 670 niños internacionalmente.

Se espera que con el seguimiento de este organismo, se genere mayor confianza y se consiga que más niños y niñas sean adoptados.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en septiembre de 2020, expidió el Manual de Procesos de Gestión de Adopciones Internacionales, que fue trabajado con el apoyo de La Haya, y cuyo objetivo es lograr que existan los procedimientos adecuados.

Desde el 5 de noviembre, la Vicepresidenta mantuvo una agenda de trabajo en Europa, con el objetivo de poner en el centro de la discusión ética a los niños que carecen de lo básico: salud, alimentación y familia, y obtener el respaldo de la cooperación internacional para, en conjunto, impulsar acciones que contribuyan a desacelerar los daños ocasionados por el Covid-19 y atender a quienes más lo necesitan. (I)