El paludismo aún es endémico en los países africanos, donde mueren hasta 2,7 millones de personas al año

Mosquirix recibe el visto bueno de Europa

El paludismo aún es endémico en los países africanos, donde mueren hasta 2,7 millones de personas al año
30 de julio de 2015 00:00

Al menos 900 millones de personas se infectan al año con el virus de la malaria y el paludismo. Miles de los infectados mueren a consecuencia de esta enfermedad, convirtiendo a los mosquitos portadores del virus en los más letales del planeta.

Se trata de una enfermedad que desproporcionadamente es más mortal en niños que en adultos. Según los economistas y expertos, le representa a los gobiernos millones de dólares para erradicarla.

Hoy un equipo de científicos británicos de la farmacéutica GSK tendría una solución a la malaria. Creó la vacuna mosquirix, que ya recibió el beneplácito de la Agencia Europea de Medicinas para su uso.

GSK afirma que se trata de la primera vacuna contra la malaria con la aprobación de la agencia europea, y ahora espera recibir el visto bueno de la Organización Mundial de la Salud (OMS), antes de que circule en el mercado.

En 1983, el médico Manuel Elkin Patarroyo y su equipo ya desarrolló una vacuna sintética contra la enfermedad, que se usa actualmente como método de prevención.

Uno de los científicos que gestó la inoculación de la vacuna inglesa, el experto Joe Cohen, de GKS, afirmó que el equipo de especialistas “no tiene reserva alguna para la distribución del fármaco”.

“La consecuencia será tremenda para el mundo y tendrá un impacto enormemente significativo para la salud pública”, agregó.

Mosquirix es producto de décadas de investigación entre el GSK y la Iniciativa por la Vacuna contra la Malaria PATH, que recibió financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates. Fue diseñada para combatir específicamente la infección parasítica de la malaria en niños.

En los exámenes se concluyó que la vacuna reduce entre el 25% y 50% el número de infecciones letales, dependiendo en gran medida la edad del paciente. GKS confirmó que no recibirá ingresos por mosquirix y agregó que todo beneficio económico será donado a nuevas investigaciones. Se estima que la vacuna costará $ 5. El tratamiento requiere al menos 4 dosis.

La OMS estimó en su último reporte que entre 700.000 y 2,7 millones de personas mueren al año por la malaria, de los cuales más del 75% son niños en zonas endémicas de África.

El virus ocasiona 400 millones de casos en la población infantil (menores de 5 años) en las zonas africanas. Mientras que cada año se presentan 396 millones de adultos infectados de malaria y paludismo. La mayor parte de la carga de morbilidad se registra en África, en el sur del Sahara.

La malaria es una enfermedad producida por parásitos del género Plasmodium y posiblemente se transmitió al ser humano a través de los gorilas occidentales.

Los vectores de esta enfermedad son diversas especies del mosquito del género Anopheles, aunque solo las hembras son las que se alimentan de sangre para que maduren los huevos. Los machos no pican y no pueden transmitir la fiebre.

En las regiones donde la malaria es altamente endémica, las personas infectadas desarrollan la inmunidad adquirida, es decir, son portadores asintomáticos del parásito. (I)

Para elaborar la vacuna contra la malaria la farmacéutica GSK recibió fondos de la Fundación Bill y Melinda Gates. Foto: Leonardo Boix / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado