Migrantes de 11 países de la región recibirán apoyo de organismos internacionales

Aproximadamente 4,6 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela se encuentran en la región.
18 de diciembre de 2020 16:04

La Unión Europea (UE), ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) aúnan esfuerzos para promover la integración y coexistencia pacífica entre personas refugiadas, migrantes y comunidades de acogida vulnerables en una nueva iniciativa lanzada en 11 países en América Central, Suramérica y el Caribe.

La iniciativa conjunta asistirá a las comunidades más impactadas por la pandemia de la covid-19 al proveer mayor acceso a servicios de protección social y apoyo para solventar el impacto socioeconómico de y aumentar los esfuerzos para la recuperación a largo plazo.

Según los gobiernos e información reportada por la Plataforma de Coordinación Inter-agencial (R4V), hay aproximadamente 4,6 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en la región.

Además, más de 900.000 personas de Centroamérica se han visto forzados a huir sus hogares, sin trabajo, en pobreza, con amenazas y extorsión; más de 400.000 de ellas siguen en la subregión.

Las iniciativas, financiadas por el Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz (IcSP por sus siglas en inglés) cubrirán una respuesta integrada y multi-sector para varios grupos en vulnerabilidad, incluyendo personas refugiadas, migrantes, población indígena, y comunidades receptoras en Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Venezuela y a la vez las actividades y esfuerzos de coordinación regionales.

ACNUR y IOM construirán sinergias dentro de estas acciones financiadas por IcSP junto a otros socios de UE que se concentran en poblaciones vulnerables de la región, como la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO por sus siglas en inglés) y la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (DEVCO por sus siglas en inglés).

Sistemas de salud

Las intervenciones también tienen como objetivo reforzar la respuesta de los sistemas de salud al mejorar el acceso e inclusión de personas refugiadas y migrantes en las respuestas nacionales, mientras se mejora la cohesión social con comunidades de acogida mediante interacciones positivas y mayor sensibilización sobre el virus.

Esta iniciativa conjunta beneficiará a las poblaciones vulnerables, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil en la región al fortalecer los servicios de salud, capacidades de desarrollo, y la cohesión y coordinación social. Los proyectos serán coordinados con gobiernos locales y nacionales para capitalizar las sinergias junto a otras iniciativas lideradas por gobiernos y organizaciones internacionales.

Lea también: Migrantes residentes en Ecuador han accedido al sistema público de salud

América Latina y el Caribe han sido afectados considerablemente y la región se enfrenta a una grave caída económica. Mientras cada país tiene sus obstáculos particulares, hay una necesidad general de apoyar a los gobiernos para asegurar que estas poblaciones no sean olvidadas.

El riesgo de inestabilidad e inseguridad económica severa es alto, debido a la amplia gama de efectos de la covid-19 en una región caracterizada por pobreza, violencia y una capacidad institucional limitada.

Esta situación es particularmente difícil en ciudades grandes, áreas remotas e inaccesibles, regularmente encontradas en zonas fronterizas donde las instalaciones de salud son escasas. Muchas veces, estas reciben una mayor concentración de personas refugiadas, migrantes y población indígena, quienes ya se encontraban en situaciones de vulnerabilidad previo a la pandemia.

El covid-19 también ha puesto a prueba la resiliencia económica de la región. Las remesas están proyectadas a declinar agudamente, impactando a aquellos países que dependen de ellas.

Mientras que los países en la región tienen mercados laborales irregulares significativos, las medidas de confinamiento han obstaculizado la habilidad de recibir ingresos para los más vulnerables, conduciendo a la pobreza y al riesgo de hambruna, desalojos, tensiones sociales y conflictos debido al acceso limitado a medios de vida y a la saturación de servicios públicos.

Apoyo de la EU a Ecuador

El apoyo de la Unión Europea en Ecuador en materia de movilidad humana se traduce en 19 proyectos de ejecución por un monto de EUR 22,28 millones, provenientes de DEVCO y ECHO, beneficiando a apropiadamente 2,7 millones de habitantes en todo el país.

Las líneas de cooperación en estos temas son diversos e incluyen el mejoramiento de infraestructuras y equipamientos de casas de acogida y albergues, protocolos de atención, fortalecimiento de capacidades, mejoramiento de la calidad y el acceso a los servicios básicos y de la capacidad de respuesta de los gobiernos locales.

Además de desarrollo urbano, protección Infantil a niñas y niños afectados por la crisis migratoria venezolana, acceso a la educación, desarrollo económico, así como respuesta adicional al covid-19. Esto es implementado gracias a nuestros socios del sistema de NNUU y la sociedad civil representados en el país. (I)

Contenido externo patrocinado