El manejo del ábaco japonés mejora la concentración y el cálculo mental

- 15 de agosto de 2019 - 12:22
Los estudiantes se preparan para su próxima competencia en noviembre, que consiste en resolver 70 operaciones aritméticas en 5 minutos.
Foto: César Muñoz / et

Miguelito tiene 6 años, desde los 5 acude a la sede del programa Aloha Mental Arithmetic en Urdesa, norte de Guayaquil. Es el primero en su clase y a su corta edad, ya ha participado en certámenes de competencia mental. 

Como este pequeño hay más que acudieron a este centro y no son superdotados o tienen algún problema de aprendizaje, explica Mayra Sarmientos, subdirectora Académica, quien identifica a Aloha como un gimnasio de desarrollo neuronal orientado a trabajar con menores entre 5 y 13 años con ganas de aprender.

''Nuestro objetivo principal es lograr el desarrollo equilibrado de ambos hemisferios del cerebro. En la actualidad, en toda escuela regular el hemisferio que se enfatiza quizás sin saber es el de la lógica (el del lado izquierdo), nosotros queremos que los dos hemisferios se desarrollen con equilibrio'', explicó.

La docente agrega que el programa de Aloha Mental dura 3 años, y sus resultados se ven reflejado de inmediato. Así los menores se hacen más visuales, auditivos, mejoran su concentración, atención y trabajan de una forma diferente, más rápida y eficaz.

“Con este programa, buscamos el desarrollo del hemisferio derecho del cerebro, donde reside la capacidad de la memoria visual, concentración y orientación; porque no solo van a mejorar en matemáticas, sino en todos los campos educativos'', explicó Sarmientos.

Las clases duran solo una hora y se acude 2 veces por semana, a estas se llevan los libros entregados al momento de matricularte junto al ábaco japonés, este último es una herramienta que le permite al menor realizar cálculos matemáticos y en el cual las operaciones se trabajan de izquierda a derecha.

Sobre este método de aprendizaje, la psicóloga Lorena Alvarado explica que con los ejercicios matemáticos el niño no solo mejora la aritmética, sino que se logra que ese ejercicio se haga dentro de su cerebro lo que permite que tenga ese desarrollo neurológico.

''Cuando el menor hace un ejercicio matemáticos en su escuela ya no hará la sumatoria o la resta ayudado de sus dedos, sino dentro de su cerebro estará pensando en el ábaco y sobre este trabajará, lo que le resultará más fácil''.

A las clases en Aloha Mental Arithmetic hay muchos niños que llegan acompañados por sus padres, abuelos o tíos, quienes están complacidos con el desarrollo que han obtenidos los más pequeños de la casa.

Por la recomendación de una amiga, Vanessa Tutiven se interesó en este método de enseñanza e inscribió a su hijo Jostin, de 7 años. La madre de familia comenta que los cambios han sido positivos y se ve reflejado en el aprovechamiento de su vástago, ya que sus notas en la escuela mejoraron.

La misma opinión comparte Elizabeth Carroño quien espera -en una de las salas de Aloha- que termine la clase para llevar a su nieta a casa.  ''Elizabeth ha mejorado en la escuela y ahora le gustan las matemáticas. También se ha vuelto responsable''.

Las matriculas están abiertas todo el año y el horario lo puede elegir según la conveniencia del estudiante. En Guayaquil Aloha Mental Arithmetic, se encuentra ubicado en el norte y sur de Guayaquil. También en Samborondón y Durán. 

Aloha es una franquicia internacional originada en Malasia y presente en más de 40 países del mundo. Están en Ecuador desde hace 3 años. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: