Ministerio de Salud confirma que no hubo paralización ni renuncia de médicos en el país

18 de octubre de 2013 - 18:23

El viceministro de Salud, Miguel Malo, dijo hoy que la entidad no ha recibido ninguna  renuncia de médicos en alguno de los centros y unidades de salud del país.

El funcionario aclaró que no se paralizaron tampoco los servicios y que en el Hospital Pablo Arturo Suárez lo que hubo son "retrasos".

Pidió a los médicos que recurran al diálogo como único mecanismo para solucionar conflictos. Fue énfatico al señalar que espera "que la desinformación o el temor no afecte trayectorias de trabajo honestas y esforzadas ni amenacen la prestación de servicios de salud de la población, en especial de la más vulnerable".

Malo precisó que el Ministerio de Salud (MSP) garantiza el derecho a la salud y el trabajo de los profesionales de salud en condición de estabilidad y seguridad. "Ningún derecho puede ir en detrimento de otro", dijo, a la vez que precisó que "el ejercicio profesional de salud lleva inherente un nivel de riesgo como ninguna otra profesión, por lo que no se puede predecir en forma absoluta los resultados de un acto particular, sin embargo el profesional está obligado a realizar procedimientos adecuados en todos los casos".

Malo indicó que el nuevo Código Orgánico Integral Penal, aprobado por la Asamblea, "desarrolla la valoración de la responsabilidad de la práctica profesional, pero no incorpora un nuevo delito". Sostuvo que en "todo caso el proceso legislativo no está concluido" y que el MSP y el Gobierno analizan en forma "acuciosa la ley".

Malo dijo que espera que no se realice ninguna paralización médica en el país, "por el profesionalismo médico y actitud responsable" de los galenos  Manifestó que están abriendo la posibilidad de discutir algunos aspectos con los profesionales de la salud, "pero en ningún momento podemos permitir que se den acciones de hecho que pongan en riesgo la salud de la población".

En horas de la mañana de hoy, médicos del hospital Pablo Arturo Suárez de Quito amenazaron con una renuncia masiva en rechazo a la penalización de la mala práctica profesional en el Código Integral Penal.

"Renunciamos porque sentimos una inseguridad de realizar nuestro ejercicio profesional. El médico estudia toda la vida incluso descuidando a su familia por atender a las personas. No es justo que después de toda una vida de sacrificio terminemos sin profesión como el día de hoy", subrayó uno de los doctores que prefirió omitir su nombre.

La vicepresidenta de la Asamblea, Marcela Aguiñaga, señaló en su cuenta en Twitter que existe desconocimiento al respecto y solicitó a los médicos que lean el tipo penal.

 

Esto es lo que dice la normativa:

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP