Matrimonio igualitario: un año de derechos conquistados en Ecuador

Hace un año, se dio paso a esta posibilidad en el país. La Corte Constitucional emitió dos falles que permitieron que las personas del mismo género se unan en matrimonio civil. Hasta marzo suman 122 matrimonios homosexuales.
12 de junio de 2020 00:00

En poco más de un mes, el 25 de julio, Geovanny Vareles y su esposo Boris Álvarez celebrarán su primer aniversario de matrimonio. Ellos se convirtieron en la primera pareja homosexual en contraer nupcias en Ecuador luego de que el 12 de junio de 2019 la Corte Constitucional diera paso a esta práctica.

De este modo, el país pasó a ser la quinta nación de Sudamérica en aprobar estas uniones y entró al listado de 8 Estados soberanos entre los 35 de la región de  América. Los restantes son Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Estados Unidos y Uruguay). En México es posible solo en algunos estados.

“Al principio no me lo esperaba porque ya estaba la unión de hecho, pero no pensé que era algo que se podía venir. Una vez que legalizaron el matrimonio homosexual, ahí sí dije: chuta, ahora sí, por fin, es algo ya serio”, relató Geovanny a este diario.

Al fin se hacía realidad un sueño adolescente. “Yo pensaba encontrar una persona, no un príncipe azul, pero sí alguien que se acoplara a mí y yo a él, y convivir el resto de de lo que queda de nuestras vidas cuando Dios nos llame”.

Por eso, cuando el 12 de junio de 2019 la Corte Constitucional (CC) hizo públicos dos fallos que dieron paso al matrimonio entre personas del mismo sexo, no lo pensaron dos veces, pese a que la sociedad estaba reacia a ello.

“Yo tuve que expresarme directamente en las redes y explicar lo que era positivo para la sociedad y para nuestra comunidad”.

A estas alturas sigue pensando que fue bueno porque se ganó respeto para la población LGBTI, y esta fue una gran conquista en la que tuvo mucho que ver la fundación Pakta, que presentó dos querellas constitucionales.

Ecuador marcaba un hito histórico en derechos humanos para la población LGBTI. Así lo reconoció la Defensoría del Pueblo entonces.

Por esa fecha, los sectores más conservadores de la sociedad apuntaron sus dardos contra la CC y el hecho se convirtió en tendencia en redes incluso en otros países.

Danilo Manzano, del colectivo Diálogo Diverso, señaló a este diario, que este primer aniversario deja varias reflexiones, pero sobre todo respuestas lógicas que se pueden contrastar con todo este discurso antiderechos que dio antes de que esto fuera una realidad.

“La familia ‘tradicional’ sigue existiendo, pero esto permitió reconocer a todas las otras familias que ya existían mucho antes de que exista el derecho al matrimonio igualitario”, anotó Manzano.

Datos del Registro Civil y Cedulación indican que desde junio de 2019 a julio pasado suman 122 matrimonios igualitarios, el mayor número en la provincia de Guayas, seguida de Pichincha y Manabí.

Silvia Buendía, abogada y activista por los derechos  LGBTI, señaló a EL TELÉGRAFO que con la aprobación del matrimonio igualitario bajó la confrontación y que, después de un año, “Ecuador es más justo, más incluyente que cuando se publicó la sentencia”.

Pero -dijo- ello no quiere decir que se acabaron los problemas que afronta la comunidad. Y citó como ejemplo de ello el reciente crimen de Javier Viteri.  “La homofobia existe, la homofobia mata, la homofobia no se termina por arte de magia con una sentencia o con la certificación de un delito o con una norma judicial, o con una norma jurídica”.

Añadió que la homofobia está estructuralmente en la conducta de la sociedad. Recordó que hace un año recibió una amenaza de muerte en Twitter tras acudir a un medio de comunicación.

“Nos alegra que en la actualidad hablemos de cuántas parejas se han casado y no  de que todavía no tenemos el acceso a este derecho”, dijo  Diane Rodríguez, del colectivo Silueta X.

Geovanny hoy disfruta este derecho. Ahora espera concretar un sueño: “Quiero una casa, un carrito y crear una familia por medio de un vientre de alquiler”. (I)

Larga lucha por derechos
La comunidad LGBTI de Ecuador ha protagonizado en la contemporaneidad una ardua lucha por sus derechos, que tiene varios hitos. Un hecho que marcó un punto importante es la redada en el Abanicos Bar en Cuenca, en 1997. Allí fue detenido un estilista de la ciudad apodado “Nacho”, a quien atacaron sexualmente. Él lo denunció y se desató la protesta. Esto fue considerado un detonante para que se hablara de derechos LGBTI en el país. 

En ese mismo año se produjo el reconocimiento de la Asociación Gay Transgénero Coccinelle, que tomó el nombre de una transexual, actriz, vedette y cantante, quien fuera la primera persona famosa en someterse a una vaginoplastia y que visitara Guayaquil a finales de los 60. La Asociación Coccinelle posteriormente pasó a llamarse Fundación Ecuatoriana de Minorías Sexuales (Femis) y actualmente resurgió como las Nuevas Coccinelle.

En noviembre de 1997 también se despenalizó la homosexualidad que estaba contemplada en el artículo 516 del antiguo Código Penal.

Esta norma fue declarada inconstitucional. En 1998 la nueva Constitución incluyó la cláusula de no discrminación en razón de la orientación sexual. En 2008 el artículo 67 de la Constitución de Montecristi reconocea las familias en sus diversos tipos y su protección. en 2017, Diane Rodríguez se convirtió en la primera asambleísta trans de Ecuador. En ese año, la opinión consultiva a la CorteIDH, solicitada por Costa Rica, allanó el camino al matrimonio igualitario en Ecuador. (I)

Matrimonio igualitario: un año de derechos conquistados en Ecuador
Archivo/ ET
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado