Marimba y amorfinos, en "Son Guayaquil II"

- 14 de agosto de 2019 - 00:00
Tres grupos de baile de la Costa y Sierra mostrarán coreografías de polcas y tonadas porteñas y regionales de varias provincias.
Foto: Miguel Castro / EL TELÉGRAFO

El evento artístico tiene por objetivo que la ciudadanía rememore las tradiciones nacidas de la fusión de múltiples grupos étnicos locales.

El sonido de las marimbas, los amorfinos montuvios y las danzas tradicionales de Ecuador serán puestos en escena en la segunda edición del festival “Son Guayaquil”, que se desarrollará en el teatro José Martínez Queirolo de la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, este jueves 15 de agosto, a las 19:00.

La idea es de un conjunto de coreógrafos, investigadores, músicos y bailarines del grupo de danza costeña Retrovador, aseguró Wilman Ordóñez Iturralde, folclorista y director de la agrupación.

Cada vez que los artistas realizan trabajos de laboratorio y de taller buscan proponer un espectáculo didáctico de lo que denominan el nuevo folclor.

“Cuando digo nuevo folclor, me refiero al nuevo conocimiento de supervivencias pasadas que permanecen en las narrativas y en las oralidades del pueblo de Guayaquil, de sus sujetos subalternos y del pueblo montuvio”, refirió Ordóñez.

El objetivo es que la ciudad puerto vuelva los ojos a las viejas costumbres campesinas que hibridó (mezcló) la cultura guayaquileña y montuvia a través de su historia.

Estarán tres grupos de danza de proyección folclórica. Además de Retrovador se presentarán el ballet Inti Raymi, del profesor Fernando Segarra, de Ambato; y el grupo de marimba Afromestizo Candente, dirigido por Luis Simisterra, quien ha trabajado y presentado en el sur de Guayaquil.

Polcas y tonadas porteñas y regionales de El Oro, Los Ríos, Guayas y Manabí, con sus emblemáticos bailes de golpe de tierra y zapateo montuvio serán parte del repertorio de Retrovador.

Mientras que Afromestizo Candente expondrá música y baile de marimba, como lo han realizado dentro de la colonia afroesmeraldeña que habita la Isla Trinitaria, en el suroeste de la ciudad.

Jimmy Simisterra, director de Afromestizo Candente, explicó que la agrupación fue concebida para perpetuar el legado ancestral de su etnia en las nuevas generaciones.

“Esas costumbres que no pudieron olvidar de África cuando fueron esclavos sino que surgió acá, cuando un barco comandado por Alonso de Illescas encalló en las costas del norte de Esmeraldas”, relató el artista.

Como el caso de Alonso de Illescas (1528-1600) que era originario de Cabo Verde (África). En 1553 se dirigía de Panamá a Perú, pero la embarcación que lo transportaba naufragó en lo que hoy son las costas de Muisne.

Además de los grupos folclóricos, en “Son Guayaquil” también intervendrán artistas como el comediante urbano Sargento Piguave (Fernando Villao) y el compadre Gallito Fino (Fernando Arboleda), un amorfinero que llegará con su grupo de narradores orales, actores de teatro urbano y músicos. Serán más de 60 artistas en escena, resaltó Ordóñez.

“Considero también que hay que fomentar esta idea en Guayaquil, conservar su patrimonio folclórico, tradicional y cultural que define y afirma una estética y también una identidad sociocultural y simbólica de la guayaquileñidad desde la subalternidad y de los campesinos y montuvios del Litoral ecuatoriano”, acotó Ordóñez.

En la primera edición de “Son Guayaquil” hubo valses, pasillos, pasacalles, zapateos, polcas de punta, talón y cruzadas, tonadas, amorfinos de golpe de tierra, amorfinos de cante y tablas, entre otros.

En la segunda presentación los artistas esperan obtener la misma acogida.

Para continuar con la realización de futuras ediciones de “Son Guayaquil” y de otros eventos que vinculen a los artistas con la ciudadanía, tanto en el país como en el extranjero, Ordóñez espera el apoyo de las empresas públicas y privadas. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: