Las relaciones afectivas han tomado otras formas por las redes sociales

- 13 de febrero de 2018 - 00:00

Los usuarios del ciberespacio recurren a estrategias de atracción que tienen efecto en el mundo digital. Según la encuesta de OH! Panel, en la región el 67% cree que seducir a través de la web es más fácil que hacerlo cara a cara.

Las conversaciones entre amigos o enamorados, por teléfono fijo, para programar una cita o desear un feliz día de San Valentín (el 14 de febrero) forman parte del pasado. Incluso, las tarjetas de celebraciones por correo electrónico han perdido vigencia.

Hoy las felicitaciones llegan a través de mensajería instantánea y redes sociales (Facebook, Snapchat, Twitter, Instagram, Taringa, WhatsApp y otras).

Para el antropólogo Jorge Gutiérrez en la era tecnológica los seres humanos se comunican menos de forma personal, pero han surgido otras ventajas.

¿Cuáles? El académico sostiene que ahora es posible establecer relaciones entre personas que -en otro contexto- nunca llegarían a cruzar una sola palabra en el mundo real.

Una simple invitación a través de Facebook o Twitter permite que dos o más se relacionen sin necesidad de que se hayan visto previamente; basta la pantalla de un ordenador o de su smartphone.

“Frente a esa realidad, Cupido también se adapta a la era digital”, observa Juan Carlos Lozada, experto en redes sociales.

Según el especialista, el computador es la ‘celestina moderna’ y el segundo método preferido para buscar pareja en Estados Unidos.

Una encuesta realizada por la consultora OH! Panel, a propósito del Día de los Enamorados, el 64% utiliza el chat o los mensajes privados como arma de conquista, mientras que el 40% admite que desde que forma parte de las redes sociales ha conseguido pareja fácilmente.

En la región, el 60% cree que podría conocer al amor de su vida en la red. Para los consultados existe una explicación sobre el empleo de internet para conseguir pareja: es menos complicado.

El 67% cree que seducir a través de la web es más viable que hacerlo cara a cara. Además -opina Lozada- la posibilidad de rechazo disminuye o “duele menos”.

A pesar de las ventajas, este tipo de estrategia no está exenta de problemas. Casi la mitad de los que utilizaron la web con ese fin, se llevaron una desilusión con parejas que conocieron por internet. ¿El motivo? Personalmente eran diferentes.

Andrés Tinajero, administrador de empresas, concuerda con el experto. El hombre, de 28 años, abrió recientemente una cuenta en Tinder. Él señala que sus amigos han incursionado en esa red social y la posibilidad de conocer a alguien es alta.

Precisamente, la bióloga Andrea Paz entabló amistad con un colega de Argentina. Ellos se conocieron por su amor hacia las aves. No se han visto aún, pero llevan un año de contacto. (I)

Las relaciones
Tiempos modernos
Las parejas o los amigos pueden pasar todo el día en contacto de diferentes maneras e incluso realizar videollamadas  desde diferentes ciudades o países utilizando varios dispositivos electrónicos. El uso no tiene precio.

44 por ciento de las personas en América Latina busca amigos o pareja a través de internet.

La infidelidad en la red
El 68% de las personas encuestadas en la región considera que con internet es más fácil ser infiel.


Los detalles tecnológicos están de moda en parejas
En la época de aplicaciones, streaming, gadgets y redes sociales, algunos creen que un ramo de rosas o una caja de chocolates no expresan sus sentimientos y optan por utilizar herramientas digitales para hacerlo.

Según los millennials consultados, el compartir la clave de Netflix está entre los detalles tecnológicos que se puede tener con un amigo o con la pareja. La suscripción cuesta $ 7,99 al mes (estándar) y $ 11,99 (premium).

Otra muestra de amor en tiempos digitales es suministrar internet a la otra persona de confianza: datos del smartphone, zona Wifi portátil y contraseña.

De igual manera, un regalo es la música: pero no comprar un disco compacto o una flash memory con una lista de canciones fijas, sino una suscripción al sistema Spotify.

Esta última aplicación abarca a 60 millones de usuarios activos en el mundo. El portal ayuda a crear listas de reproducción personalizadas. Además de disfrutar de melodías sin publicidad.

Para quienes buscan rescatar los detalles “tradicionales”, las cartas interactivas son la mejor opción. Aplicaciones como Snapchat permiten hacer notas románticas y darles un diseño original.  

La psicóloga Alejandra Cajo expresa que compartir la clave de Facebook es una manifestación que debe ser manejada con cuidado. “Aunque puede ser una muestra de confianza, hay que pensarlo dos veces antes de hacerlo”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: