La Providencia apuesta a otra visión educativa

- 16 de mayo de 2019 - 00:00
El hermano magíster Christian García llegó al rectorado para inyectarle otra visión educativa a la entidad particular.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

“Y más que legado, no sé lo que dirá el tiempo. Mi cuestión es el aquí y el ahora para crear una historia desde el presente”: Hno. Mgs. Christian García.

La Unidad Educativa Particular La Providencia cumplió 148 años de vida institucional. Durante este lapso ha impartido una educación de calidad con bases cristiano-católicas a niñas y jóvenes de Ecuador.

Desde 1872 las hermanas de la Providencia e Inmaculada Concepción generan una educación inclusiva, en la cual la mujer goza del derecho a educarse sin discriminación.

La finalidad del plantel es “propiciar el desarrollo integral y armónico de todas las capacidades del estudiante, con miras a lograr la excelencia académica, centrada en el amor, el servicio y la confianza en nuestro Dios Providente”.

En la actualidad, la U. E. P. La Providencia cambió la tradición de tener a una mujer como figura principal de la organización, mediante la creación de un clima educativo innovador, desde una pastoral donde todos se esfuerzan y trabajan colectivamente.

Con la llegada del hermano magíster Christian García, quien cumple las funciones de rector, se instauró una nueva metodología de aprendizaje, sin dejar atrás los principios bíblicos y valores providentes.

El objetivo de la nueva autoridad, como mentor, es “la creación de novedosos modelos formativos para responder a los desafíos actuales  para tener una mirada más amplia, porque tanto hombres como mujeres crean círculos de relaciones interpersonales que favorecen a todos”.

Como prueba de ello, la institución abrió sus puertas a los varones para que también formen parte de la familia providencia.

La educación mixta es necesaria y debe implementarse progresivamente, por una razón obvia: la experiencia educativa no puede mantenerse al margen de la realidad, que es heterogénea.

De ahí la importancia de promover la interacción necesaria entre los sexos, en ambientes de respeto y colaboración para el logro de una convivencia sana, positiva y solidaria. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: