El ingenio femenino activa los negocios

- 24 de mayo de 2019 - 00:00
Un grupo de mujeres expuso sus productos en el Centro de Inclusión Económica (CIE). Ellas preparan alimentos y confeccionan prendas.
Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

El Centro de Inclusión Económica empezó a funcionar en Guayaquil. Las personas son guiadas, de forma gratuita, para perfeccionar sus productos.

Mujeres de diversos sectores de Guayaquil mostraron su creatividad para ganarse la vida.  

Ellas se reunieron en el puerto principal con el objetivo de mostrar las iniciativas con las que mantienen a sus familias.

Jéssica Toala llevó cafetera, recipientes de jugos, vasos, mesas, bandejas y otros objetos hasta las instalaciones del Distrito Norte del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

En una mesa los distribuyó para expender frutas, jugos y platos a la carta (guatita y ceviche de camarón).

Ella no tiene un local propio o alquilado, pero en las citadas instalaciones estatales le facilitaron un pequeño espacio para que oferte sus productos a las personas que realizan trámites allí y al personal que labora en el lugar.

Jéssica -cuenta- antes desarrollaba la actividad en las calles de Guayaquil, como vendedora “informal”.

“Vendía comida debajo de un semáforo”, recuerda con una sonrisa que siempre la acompaña. 

Sin embargo, dejó de hacerlo de esa manera porque decidió formar parte del Centro de Inclusión Económica (CIE), un espacio creado por la cartera de Estado para instruir y guiar a las emprendedoras que reciben el Bono de Desarrollo Humano.   

Ella fue capacitada desde el año pasado y hoy comercializa alimentos de manera organizada, segura y con buena calidad.

Edwin Feijó, director distrital del MIES, detalló que las participantes en el proyecto pasan por dos fases de preparación para impulsar sus pequeños negocios.

En una primera etapa organizan el emprendimiento, obtienen educación financiera y nutrición. En la segunda, se asesoran en marketing, tributación y otras disciplinas.

El funcionario indicó que cuentan con el apoyo de BanEcuador. “La economía solidaria y social es un pilar fundamental en el desarrollo del país”, aseguró.

Feijó adelantó que en el edificio de la avenida del Bombero (Guayaquil) se habilitará una planta de formación para quienes participen en el programa.

El MIES informó que se trabaja en conjunto con distintas entidades en las formaciones.

Por ejemplo, en el centro Ana Paredes de Alfaro se formaron 160 personas; en BanEcuador, 60; y en la Escuela de los Chef, 30. Los cursos continuarán. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: