Funcionarios previenen la violencia de género

- 24 de abril de 2019 - 00:00
Los servidores, al ingresar a la plataforma, deben responder 25 cuestionarios con 10 preguntas y cada uno y obtener más del 90% de aciertos.
Foto: cortesia de la Presidencia de Ecuador

La capacitación se aplica en cinco instituciones públicas. Durante la inducción se visibilizan los patrones culturales que promueven agresiones.

Nueve mil funcionarios públicos, de diferentes instituciones del Estado, se certificaron en el curso: “Instituciones seguras y libres de violencia contra las mujeres”. Esto, como parte de las acciones que se realizan en el marco de Misión Mujer del Plan Toda una Vida, mediante una alianza estratégica entre la Secretaría Técnica y la Agencia Alemana de Cooperación (GIZ).

El objetivo es sensibilizar y dotar de herramientas conceptuales a todos los funcionarios públicos del país, para contribuir en la transformación de la sociedad y fortalecer una cultura sin discriminación y libre de violencia.

“La violencia de género rebasa toda frontera, condiciones económicas y niveles educativos. Es un mal de la sociedad que debe ser erradicado y frente al cual no podemos mostrar ni una gota de tolerancia”, afirmó Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda una Vida.

El reconocimiento de la naturalización de la violencia contra las mujeres en todos los ámbitos: laboral, social y familiar fue uno de los objetivos que se busca con este proceso.

La propuesta estatal
En una primera fase, la capacitación se aplica en cinco instituciones públicas: Presidencia de la República, Ministerio de Trabajo, Secretaría Plan Toda una Vida, Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Celec EP y los Medios Públicos.

“Capacitar a los servidores públicos es importante porque ellos son los representantes de la población frente a las políticas públicas que el Estado diseña”, dijo Pablo Ormaza, director de Política y Seguimiento de la Secretaría Técnica del Plan Toda una Vida.

Especificó que “en esta línea los funcionarios, a más de ser eficientes en dotar, brindar y atender a la ciudadanía pueden aplicar en su servicio el enfoque de derechos y género para cambiar los patrones socioculturales en el país”.

A través de una plataforma virtual, durante la capacitación se visibilizan los patrones culturales que promueven la violencia de género y la normativa con la que cuenta el país para prevenir y sancionar estos actos.

“Esta es una información relevante que debe ser conocida por la ciudadanía para saber cómo actuar si nos enfrentamos a una situación de violencia contra las mujeres”, indicó Carlos Agüero, funcionario de la Presidencia de la República.

Los servidores, al ingresar a la plataforma, deben responder 25 cuestionarios con 10 preguntas cada uno y obtener más del 90% de respuestas correctas.

“Las preguntas se construyeron a través de un trabajo conjunto entre la Secretaría del Plan Toda una Vida y GIZ, estando acordes a nuestro contexto social y cultural”, acotó Ormaza.

Cada tres meses, de manera paulatina se extenderá la capacitación a todas las instituciones públicas a escala nacional, y también se ha incluido al sector privado, pues ya existen varias empresas que cuentan con la certificación.

Esta es una de las acciones concretas que ejecuta Misión Mujer como parte de los servicios que las diferentes instituciones del Estado brindan a la ciudadanía, y que están enfocados a combatir las problemáticas que afectan a las niñas y mujeres del país.

Entre ellas están la falta de autonomía por razones de género; embarazo infantil y adolescente; y falta de acceso a fuentes de ingreso estables para sustentar sus hogares.

“Todas estas iniciativas son complementarias. Es nuestra responsabilidad como ciudadanos, hombres y mujeres que vivimos en sociedad y que trabajamos a diario por convivir en espacios libres de violencia, para ser felices y desarrollarnos plenamente”, señaló Rocío de Moreno. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: