Eliseo Duarte impulsa la campaña “Quieto ahí”

- 26 de octubre de 2018 - 17:43
Foto: Silvia Murillo | El Telégrafo

El joven de 22 años que se hizo popular por la frase: “Harta demencia”, se encuentra actualmente recorriendo varias ciudades del país impulsando la campaña “Quieto ahí”, orientada a los adolescentes y jóvenes para que no caigan en el consumo de las drogas.

“Esta campaña es para fomentar en los jóvenes que la recuperación sí existe y que los sueños se pueden alcanzar; para que se den cuenta que no todo en la vida son las drogas y que consumirlas es un total fracaso”.

Duarte destaca que hay que tener pensamiento positivos y decirle: “Quieto ahí” a lo malo, a todo lo que perjudique la vida. “Y más que todo meterle 'harta demencia' a la recuperación”.

Eliseo visitó la noche del pasado sábado el cantón Milagro. Llegó a un local de venta de comidas rápidas que se inauguró, ubicado frente al Parque de La Madre, en la av. 17 de Septiembre.

Un altoparlante y su interlocutor fueron los encargados de causar expectativa en la gente que poco a poco se aglomeró en el sitio esperando la llegada del joven.

Cerca de las 20:00, Eliseo arribó acompañado de su equipo de trabajo, sus mejores amigos, para dar un mensaje a la ciudadanía. “A veces encontramos a un compañero que está consumiendo droga, y para poder ser aceptado por un grupo de colegio, nosotros nos metemos a hacer esto. Para eso es la campaña 'Quieto ahí', y esta nace desde el momento en que mi vídeo se hizo viral”.

Eliseo o “Harta demencia” como lo llaman, ha visitado Esmeraldas, Babahoyo, Quito, Machala, Loja, Cuenca, Milagro. “Es una locura. Mucha gente me llama para que llevemos la charla de motivación. La gente necesita esto porque (lo de las drogas) es una problemática social. Voy a compartir un testimonio vivencial para que los jóvenes se den cuenta que no todo en la vida está perdido, que hay una nueva oportunidad”.

Enfatiza que el video que se hizo viral, más allá de lo jocoso, fue como “un propósito de Dios, una bendición, porque él sabe cómo hace las cosas”.

Cuando se enteró que muchas personas emulaban su forma de hablar y usaban sus frases lo vio como algo gracioso. “Muchos lo tomaron como algo de chiste, perfecto no hay problema, pero hay que también ver el detrás de este joven (él) que ha pasado por un momento muy doloroso en su vida; las autoridades deben tomar en cuenta cuando alguien está durmiendo debajo de un puente, en un parque. Esto de las drogas no va a terminar hasta que alguien le ponga un pare”.

Duarte agradece el proceso de recuperación a Adrián Gortaire del proyecto “Amor y vida”, así como a Francisco Duarte y Mónica Calero, sus padres; a Marina Medina, su esposa, y a sus hijos Eliseo y Elías. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: