Los nutricionistas consultados aconsejan evitar los piqueos en la noche

El consumo de snacks en el cine sobrepasa el nivel de calorías necesarias al día

- 17 de diciembre de 2015 - 00:00

Los nutricionistas consultados aconsejan evitar los piqueos en la noche

En Quito, en una de las salas de la cadena Multicines, mirar una película sin la bandeja bien surtida de canguil, soda, hot dog y acompañada de una golosina es ir en contra de la costumbre de los cinéfilos. Según una de las vendedoras de los ‘snacks’, en cada función se expenden entre 75 y 100 combos.

En Guayaquil, una cadena de cine vende en promedio 600 combos de canguil y cola al día. Este paquete es el más solicitado, pero los hot dogs no se quedan atrás. Diariamente se venden alrededor de 500, además de unos 1.200 vasos de gaseosas.

Una de las consumidoras de estos productos es Andrea Espinoza, quien tiene la costumbre de ‘picar algo’ mientras ve una película. Confiesa que ama los nachos con salsa de queso y siempre los acompaña con una gaseosa ‘negra’.

“Voy al cine al menos tres veces al mes y siempre como algo. El aspecto de los nachos me atrae mucho y el olor de los piqueos ni se diga. Es algo inevitable. Me agrada su sabor”, dice Espinoza.

¿Qué ocurre en el organismo que ingiere este tipo de snacks tan a menudo? La líder en nutrición del Hospital de Especialidades Abel Gilbert Pontón de Guayaquil, Xiomara Guerra, manifiesta que estos productos no tienen ningún aporte porque poseen un elevado contenido de sal y grasa saturada.

Explica que la sal es perjudicial para aquellas personas que padecen hipertensión por la retención de líquidos en sus organismos. La grasa, en cambio, puede acumularse y provocar triglicéridos en la sangre.

Guerra añade que la salsa de queso y las salsas en general tienen una sobrecarga de mantequilla que puede producir hígado graso e implica el taponamiento de las venas y arterias. “Creemos que estamos sanos, pero en un momento dado a una persona le puede dar un aneurisma o embolia”. De allí que como primer síntoma aparecen los dolores de cabeza.

En cuanto al hot dog, la especialista aclara que generalmente se desconoce el procedimiento de la carne que es utilizada en los embutidos, aunque siempre se agregan sustancias para preservarlos. Su contenido repercute en el peso y su consumo excesivo puede causar obesidad.

Del canguil, Guerra expresa que se deriva de un maíz que contiene químicos y su valor nutricional tiene una reducción de 30% a 50%.

“En la actualidad se compra un envase grande del canguil que es para cuatro personas, pero lo consume una sola. Hay que regirse para cuántas porciones está destinada y qué es lo que equivale”.

Para la nutrióloga Mariana Tejada, el exceso de ‘snacks’ en el cuerpo puede provocar, por ejemplo, lentitud en las actividades porque las calorías innecesarias se transforman en grasa.

El consumo de una gaseosa regular y un hot dog significan 374 calorías en el organismo: 90 la gaseosa y 284 el hot dog. Y si a esto se suma la posibilidad de comprar canguil con mantequilla, el valor calórico aumenta a 1.374; solo las palomitas de maíz agregan 1.000 calorías al organismo, mientras que los nachos con queso fundido representan 1.570 calorías más. La elección de estos productos suma 2.944 calorías.

Ahora bien, ¿cuántas unidades energéticas deben consumirse por día? Tejada comenta que el consumo es referencial: un hombre entre 1.800 y 2.000 calorías, mientras que la mujer 1.500 y 1.700 en la jornada diaria. Si los asistentes no pueden ingresar al cine con la bandeja vacía, la nutricionista recomienda crear combos más saludables, como reemplazar una gaseosa regular por una de dieta.

Aunque Tejada enfatiza que una botella de agua siempre será la mejor elección. La mantequilla como aderezo aumenta 250 calorías a la porción seleccionada. Los nachos con queso fundido también se convierten en una tentación. La especialista recomienda que la ingesta de este alimento, que tiene base de maíz, puede resultar saludable si no se consume con el queso.

El chocolate con leche, repleto de azúcar refinada, contiene 250 calorías, un chupete tiene 60, mientras que una gaseosa normal 90 calorías. Mientras que cada cucharadita de azúcar suma 20 calorías al café.

¿Alternativas sanas en el cine?

La primera regla para equilibrar el consumo de los combos a la hora de una función de cine es comprender que nunca se podrán eliminar las calorías de estos productos y que el horario de consumo no determina el aumento del valor energético.

No se puede dejar de lado la regla básica de alimentación: a partir de las 20:00 no es recomendable consumir alimentos. Desde esta hora el cuerpo no digiere adecuadamente los alimentos cuando está dormido, por lo cual es mejor no merendar cerca de la hora de acostarse. Si la persona ya consumió la comida del cine y ya es tarde, es mejor abstenerse de merendar.

Si la función es a media tarde, lo más recomendable es consumir alimentos nutricionales a la hora del almuerzo, sobre todo ensaladas, que no se ofrecen en el cine. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo