Ecuador propone a farmacéuticas fabricar en el país la vacuna contra el covid-19

- 14 de agosto de 2020 - 18:19
Archivo/Ministerio de Salud

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, conversó con El Telégrafo sobre el estado de la emergencia sanitaria en Pichincha, que desde esta semana lidera como la provincia con más casos positivos por el virus y la vacuna que la comunidad científica desarrolla para controlar la pandemia.

Zevallos cree que en los próximos dos meses continuará la saturación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos, sin que esto implique falta de atención a los pacientes. Además, el ministro mencionó la oferta que el Ecuador planificó para que las empresas farmacéuticas que elaboran la vacuna contra el covid-19 envíen el medicamento para su fabricación en el país.

Rusia anunció esta semana el desarrollo de su vacuna contra el covid-19. La comunidad científica  ha expresado sus dudas sobre su efectividad, pues se dice que fue aprobada pero no probada. ¿Qué opina?

Hay que tener mucho cuidado con la información que se recibe en términos de vacunas porque es un proceso que está siendo desarrollado, por lo que hay que tener sumo cuidado en dos aspectos: qué tan eficaz es para crear anticuerpos y qué tan segura es.

Para cualquier tipo de vacuna se necesitan dos años de seguimiento y que una vez aprobada se pruebe en miles de personas. También hay que medir cuántas dosis de la vacuna se requieren, alguna son de monodosis (una sola) y otras de dos o tres. Esa información, Rusia no la ha compartido con el mundo. (Vladimir) Putin dijo que en una de sus hijas la ha probado, le felicito pero enséñame la ficha técnica para que un paciente del Ecuador la pueda utilizar. Necesito saber el nivel de eficacia y la solidez para que no dé efectos indeseables.

Argentina, Colombia y México han manifestado que van a fabricar las vacunas, como por ejemplo, la de Oxford. ¿Ecuador está también en la capacidad de hacerlo?

Sí, estamos haciendo lo que es posible. Existen seis vacunas a nivel de la tercera fase clínica, eso quiere decir que se han probado en algunos miles de personas y hay garantías de que van a funcionar bien. Hemos mandado cartas a Pfizer, AstraSeneca y Oxford. Con cada uno de estos laboratorios estamos procurando tres cosas como oferta a las compañías farmacéuticas:

-El Ecuador es una maravilla por tener un microcosmos (gente que vive al nivel del mar y en la altura, corto tiempo de traslado vehicular o en avión, varias etnias disponibles y grupos etarios), así que les ofrecemos que vengan y probemos acá la vacuna de una manera científica.

- Déjennos tener la vacuna. Hemos calculado que necesitamos dos millones de dosis durante un tiempo determinado. Les ofrecemos que la vacuna se probará a través de un sistema público que ha estado más de 50 años trabajando y funciona muy bien. Sabemos manejar cadenas de frío, tenemos más de 3 mil dispensarios ubicados en todo el país, centros médicos, hospitales, auxiliares de enfermería. Además sabemos a quién darle la vacuna y cómo priorizar.

- Fabricarla para su distribución en la región. Estamos en un punto intermedio entre México y Argentina. Tenemos abierto el aeropuerto y magnificas carreteras. ¿Por qué no hacerlo?

Respecto a priorizar la vacuna, ¿Cuál será el primer grupo en recibirla en el Ecuador?

El primero será el personal de salud que no ha sufrido la enfermedad y que atiende en la primera línea de la emergencia sanitaria. La segunda es a todos los pacientes vulnerables, es decir, personas con discapacidad, mayores de 65 años con factores de alto riesgo y mujeres embarazadas .La tercera es a la Policía y Fuerzas Armadas, así como a personas que laboran en la atención al público. 

Ministro, en cuanto a la situación actual que viven ciertas provincias y, específicamente, la provincia de Pichincha; donde 57 de cada 100 pruebas salen positivo, ¿Qué está pasando, por qué ocurre esto?

Ese 57% va a bajar. El por qué subió tiene una explicación y es que estamos visitando los barrios, tocando la puerta de personas muy sospechosas o que han estado en contacto con ciudadanos que adquirieron la enfermedad. Al tener un riesgo mayor, el porcentaje de casos positivos va a incrementarse.

También hubo un aumento de casos porque nosotros soltamos un poquito las medidas de contención (para promover la reactivación económica). La gente sale más y el contacto es más frecuente. Hay muchas pruebas rezagadas, no hemos logrado todavía suplir la necesidad. Cuando eso ocurra a escala nacional va a bajar a un 20% o 30%..

Se ha hablado bastante sobre picos de contagio en diferentes épocas del mes. ¿Se mantiene la proyección de que en agosto los casos aumentarán considerablemente en Quito? 

Con respeto, yo les digo a mis colegas epidemiólogos que algunos son los “Walter Mercado del apocalipsis”. Walter Mercado (astrólogo), me caía muy bien pero todo lo que decía era una cuestión que no podía ser comprobable. Hay muchos epidemiólogos en el Ecuador y Latinoamérica que han creado una serie de angustias con proyecciones que son increíbles.

Lo que yo veo, con evidencia científica muy bien optimizada, es que existen ondas muy chiquitas (al comparar la pandemia en Quito y Guayaquil). Estamos viendo que existen contagios y que la demanda de camas es muy grande, pero algo que nosotros podemos sostener, durante ya más de 6 semanas en Quito, es que (la pandemia) se pudo contener. Todo el mundo recibe atención, no hay filas de pacientes esperando fuera de los hospitales, como pasó en Guayaquil al principio.

¿Cuál es el criterio para atender o no a los pacientes más afectados por afecciones respiratorias a causa del covid-19 en las casas de salud pública?

Tenemos un montón de pacientes. Muchos comienzan a sufrir de una insuficiencia respiratoria, tos seca, falta de aire, fiebre. Lo primero que se les ha indicado es que llamen al 171 o al 911. Luego el paciente debe acudir al dispensario de barrio más cercano, solo en Pichincha tenemos 341 centros de salud y unidades operativas. Ahí hay carpas con personal entrenado y evaluado que le dará un diagnóstico.Si el paciente necesita y requiere ser trasladado a un centro médico se le hace la derivación.

Si me preguntan cuántas camas tenemos, no tenemos camas en UCIs (Unidades de Cuidados Intensivos) porque siempre van a estar saturadas. Por lo menos en los próximos dos y tres meses yo calculo que no van a haber camas de cuidados intensivos liberadas. Pero la atención se brinda en áreas adaptadas. Por ejemplo, en el Hospital Eugenio Espejo toda el área de emergencias está destinada exclusivamente al covid.  En esa área hay camas con monitores, con ventiladores y personal especializado. 

Pero, ¿Cómo se decide qué casos atender primero. Cuáles priorizar?

Eso se lo dejamos a criterio de los intensivistas, de los emergenciólogos o de los neumólogos porque habría que ver las particularidades de cada paciente. Como cuando un médico le dice a un paciente que debe irse a la casa o quedarse en observación, se lo hace dentro de parámetros clínicos. Uno de ellos, muy importante, es la saturación de oxígeno, que quiere decir el porcentaje de oxigeno que usted tiene en la sangre.

Si baja en un cierto nivel lo debemos aumentar a través de mascarillas o bigoteras, pero si su organismo está siendo afectado por el virus y no avanza a suplir ese porcentaje de litros por minutos de oxígeno, entonces debo entubar al paciente.

Finalmente, el miércoles hubo una huelga de médicos del Hospital del Valle de Los Chillos por sueldos adeudados. ¿Cuándo se cancelarán los valores pendientes?

Esta es una de las preguntas más difíciles y dolorosas porque no es un problema de la pandemia. ¿Qué le digo a un médico que ha pasado entre 140  y 160 días trabajando de sol a  sombra, en turnos de 12 horas, y no le he podido pagar? Nosotros como Ministerio de Salud hemos cumplido y no le quiero echar solo la culpa al resto del Gobierno, asumimos esa responsabilidad, pero hemos iniciado el proceso, delineado la manera de pago; ya le toca al Ministerio de Economía y Finanzas resolverlo. Hoy (jueves) he tenido reuniones con el ministro (Richard) Martinez para resolver las prioridades. Se ha pagado una gran parte.

No hay plata, estamos sin dinero, hay una crisis económica muy dura. Primero vamos a ver cuáles son los medicamentos críticos para cuidados intensivos, no es que a algún hospital le falte pero ya estoy viendo que en la proyección para los próximos días se necesita hacer ese pago; el segundo es el oxígeno y el tercero sueldo los sueldos. Espero que hasta el viernes se actualicen todos los pagos pendientes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP