Código Penal podría incluir el feminicidio como delito

14 de marzo de 2013 00:00

Dentro de las conclusiones del informe borrador del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que prepara la Comisión de Justicia y Estructura del Estado, se destaca que el Libro Primero desarrolla una legislación más depurada para tipificar y sancionar nuevas conductas delictivas.

Al respecto se han incorporado tipificaciones “modernas”, como el feminicidio, y otras como la delincuencia organizada, la trata de personas, el robo y comercialización ilegal de celulares.

Según la página oficial de la Asamblea Nacional, estos tipos penales están encaminados a prevenir el cometimiento de otros delitos en escenarios públicos, entre otros.

Este martes se conoció el caso de una mujer que estaba desaparecida  hace un mes en Salcedo, provincia de Cotopaxi. La víctima, de 22 años, fue encontrada dentro de una lona de yute, descuartizada, con huellas de haber sido violada.

Este se une a otros sucesos como el de Gabriela León Gudiño, de 25 años, quien -a principios de este mes- fue hallada en un terreno baldío del barrio El Olivo, ubicado en el norte de  Ibarra, a solo 20 metros de su vivienda.

Alfonso Pasquel, médico legista del Hospital San Vicente de Paúl de Ibarra, informó -luego de la autopsia- que la víctima fue estrangulada y murió por asfixia severa. Además existen rastros de agresión sexual.

El caso de Karina del Pozo, joven quiteña de 20 años que apareció muerta el pasado 27 de febrero, causó gran impresión en el país y despertó la alerta sobre los crímenes de género y los casos de personas desaparecidas. Familiares y amigos de la joven realizaron una manifestación en Quito, que arrancó en el parque El Ejido hasta la Fiscalía de Pichincha.

Mientras tanto, en Bolivia -país latinoamericano que recientemente aprobó la “Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia”- familiares y organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres recordaron el primer aniversario del asesinato de la concejala Juana Quispe.

Quispe, una mujer de la etnia indígena aimara, fue asesinada el 12 de marzo de 2012, y su cuerpo, con signos de asfixia, fue descubierto en un río de La Paz.

La líder comunitaria, que tenía 43 años, fue democráticamente elegida en 2010 concejala por el municipio de Ancoraimes, pero el alcalde y un grupo de ediles de ese pueblo le impidieron que ejerciera el cargo.

La nueva legislación de ese país, de 169 artículos, establece una serie de principios, como tipificar el asesinato del esposo, novio o concubino con 30 años de cárcel sin derecho de indulto y excluir la figura de “homicidio por emoción violenta”, por la que el criminal solía recibir una pena de 2 a 6 años de cárcel.

Asimismo, establece nuevos tipos penales, como el acoso sexual, la violencia familiar o doméstica, la esterilización forzada, los padecimientos sexuales y los actos sexuales abusivos.

Las más leídas