Clase médica muestra cautela ante posible producción de vacuna contra covid-19

- 16 de agosto de 2020 - 17:04
Países como Argentina, Colombia y México han anunciado el interés de producir la vacuna contra el covid-19.
Archivo/El Telégrafo

Prudencia y cautela. Esa fue la primera impresión de la clase médica ecuatoriana, ante el escenario de que Ecuador tenga la capacidad de fabricar las vacunas contra la covid-19.

En un comunicado del Ministerio de Salud, el titular de esta cartera, Juan Carlos Zevallos, informó que Ecuador también está en la capacidad de fabricar estas vacunas, luego de Argentina, Colombia y México manifestaron su interés en producirlas.

El comunicado señala que el ministro Zevallos ha tomado contacto con farmacéuticas como Pfizer, AstraZeneca y Oxford. “Con cada uno de estos laboratorios estamos procurando tres cosas como oferta a las compañías farmacéuticas”, afirmó.



“Les ofrecemos que la vacuna se probará a través de un sistema público que ha estado más de 50 años trabajando y que funciona muy bien. Estamos en un punto intermedio entre México y Argentina. Tenemos abierto el aeropuerto y magnificas carreteras”, sostuvo Zevallos, al tiempo de calcular que se necesitan al menos dos millones de dosis durante un tiempo determinado.

Ecuador, previamente gestiona el acceso a la vacuna junto a otros países latinoamericanos y del Caribe, a través del mecanismo internacional, “Covax Facility”, para su adquisición y distribución equitativa.

Sobre el tema Víctor Álvarez, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, recordó que cuando se desarticuló el Instituto Leopoldo Izquieta Pérez, en el gobierno anterior,  hubo aspectos que se obviaron.

“No sé si el Inspi (Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública) está en capacidad de producir la vacuna, pero si el Ministro tiene esa información y la seguridad de que Ecuador puede producir, sería una gran noticia; habrá que esperar a que se demuestre si en realidad se lo puede producir”, manifestó.

De igual forma, José Eras, past presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, indicó que ha escuchado que México y Argentina están interesados en producirlo, “pero no estoy seguro que Ecuador esté en esa capacidad, recordemos que en la década robada con las empresas de genéricos se destruyó la poca industria que existía”.

De todas formas, añadió, esperará un pronunciamiento de las empresas farmacéuticas para ver si es factible una eventual producción de la vacuna. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP