El ciclo Sierra culmina con lecciones aprendidas y reto inédito por superar

- 11 de julio de 2020 - 00:00
La educación a distancia o semipresencial pudo facilitar su experiencia para que el sistema presencial se adapte a la nueva realidad.
Miguel Jiménez / ET

Con casi dos millones de estudiantes, el ciclo educativo de las regiones Sierra y Amazonía terminó con altibajos propios de la emergencia sanitaria que vivimos.

En el Distrito Metropolitano, Juan Carlos Boada, secretario metropolitano de Educación, Recreación y Deportes, explica que la finalización del año lectivo fue posible gracias al trabajo esforzado de padres de familia, maestros e instituciones.

Por disposición del Ministerio de Educación, en función de esta situación extraordinaria, todos los estudiantes serán promovidos al siguiente año.

Al considerar el inicio del siguiente período escolar surgieron novedades.

Boada detalla que en el proceso de asignación de cupos para las escuelas municipales, se registraron 10.600 familias, de las que  solo 1.800 pudieron acceder a un cupo.

El sistema municipal tiene una alta demanda cada año; sin embargo, en esta ocasión la necesidad fue mucho mayor. Esto obedece, según Boada, a la situación que atraviesa el país y el mundo, en la que muchos padres y madres de familia perdieron sus empleos.

En el subsistema de educación municipal se encuentran 23 mil estudiantes y aproximadamente 1.100 docentes repartidos en 20 instituciones.

Para el funcionario capitalino hay una gran probabilidad de que, el siguiente año lectivo, se desarrolle bajo la misma modalidad, al menos, durante el primer quimestre.

“La educación va a recibir enorme presión por parte de la ciudadanía, es una carrera contra el  tiempo”, puntualizó Boada.

Es algo en lo que coincide Laura Orellana, madre de dos niñas que culminaron el sexto y cuarto año de educación general básica.

Las instituciones deben dar facilidades tecnológicas a los maestros y, desde el Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) se deberá redoblar esfuerzos para apoyar a los niños que se queden solos en casa para estudiar, mientras sus padres trabajan concluyó Orellana. (I)

Planes para  oferta virtual
Desde el Municipio de Quito se puso a disposición un programa de reescolarización para mayores de 18 años. Este plan beneficia anualmente a cerca de 1.500 personas que, por diferentes circunstancias, no pudieron culminar sus estudios de bachillerato. Tania Verdezoto, madre de cuatro hijos y con 49 años, al momento cursa el tercer año de bachillerato en la Unidad Educativa Municipal Antonio José de Sucre. Problemas familiares le hicieron abandonar sus estudios a sus 17 años, pero decidió retomarlos para apoyar a sus hijos, a su esposo, y demostrar que nunca es tarde. Tania recalca que su preparación se equipara a la de cualquier alumno presencial y que eso debería ser considerado por las universidades. Esta alternativa brinda, además de la oportunidad de educarse, útiles escolares, material educativo y su respectivo uniforme de forma gratuita. Las autoridades municipales señalan que los cupos son limitados. Los interesados pueden comunicarse a los números telefónicos: 0991727738 – 0995978419.(I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP