China registra su más alto nivel de polución

14 de enero de 2013 00:00

Pekín.-

Las autoridades chinas emitieron ayer una alerta por la densa y dañina capa de contaminación que cubre a 17 provincias y que, en el caso de Pekín, se ha convertido en el peor caso de polución en la historia de la capital.

Los ciudadanos de más de la mitad del país han sido llamados a no salir de sus casas para evitar los efectos de la polución que,  en el caso de Pekín, fue calificada de “severamente dañina o peligrosa”.

Zhou Rong, jefa de la Oficina del Clima y la Energía de Asia Oriental, de Greenpeace, declaró que la calidad del aire de Pekín es la peor registrada en su historia y la situación es parecida en otras tres ciudades de la provincia de Hebei (norte) y en Tianjin (este). “Es tan terrible que es difícil respirar”, manifestó la activista Zhou.

Muchos pequineses salieron ayer a la calle con mascarillas, después de que las autoridades medioambientales aconsejaran a los residentes su uso, así como evitar el ejercicio extenuante.

Sin embargo, la fuerte contaminación no impidió que las calles de la capital mantuvieran el tráfico habitual de los domingos y que algunos continuaran con sus habituales ejercicios físicos.

La capa contaminante sobre Pekín se mantendrá tres días más debido a que las actuales condiciones climáticas evitan que las sustancias nocivas se dispersen.

La contaminación en Pekín alcanzó ayer otra vez niveles dañinos, marcando el tercer día consecutivo de esmog severo.

Las lecturas oficiales de la calidad del aire en la capital revelan que también se superaron los niveles máximos de alta contaminación: más de 500 microgramos por metro cúbico de partículas contaminantes hasta superar los 700.

El aire que respiraron los pequineses el sábado fue el más contaminado, alcanzando los 993 microgramos, con partículas que pueden alojarse directamente en los pulmones o, inclusive, en la sangre.

Según los actuales estándares de China, un nivel de contaminación que sobrepasa los 200 microgramos por metro cúbico se considera “nocivo” para personas con enfermedades pulmonares o de corazón, mientras que la Organización Mundial de Salud (OMS) sitúa los niveles dañinos para cualquier persona por encima de los 25 microgramos por metro cúbico.

El hospital de Pekín para niños culpó a la fuerte contaminación del gran número de menores que sufren enfermedades respiratorias y que la semana pasada alcanzó más de 7.000 pacientes por día.

El Centro Meteorológico Nacional informó que la densa neblina que cubre a Chengdu y Zhengzhou, Jinan y Xian empeoró en las últimas horas y que, con una visibilidad por debajo de los 50 metros, forzó el cierre de docenas de autopistas y a cancelar al menos 25 vuelos internacionales y nacionales y el retraso de otros cinco durante más de una hora.

Según Greenpeace, los altos niveles de contaminación del aire causaron en 2012 unas 8.500 muertes prematuras en Pekín, Shanghái, Cantón y Xian.

Contenido externo patrocinado