Chicos prefieren los textos sobre planteles y los dibujos

- 12 de enero de 2019 - 00:00

Diario de Nikki, Diario de Greg y Gravity Falls. Diario 3 son los más requeridos por los adolescentes en las librerías. Escritora recomienda la lectura de obras y no de fragmentos.

Teresa no tiene una biblioteca en su casa, pero en su habitación conserva toda la colección de cuentos de  Princesas, Mickey Mouse, Toy Story e enciclopedias con gráficas.

Desde que tenía dos años su madre se los compraba. Inicialmente solo veía sus dibujos, pero cuando aprendió a leer los terminó todos.

Ahora, a sus 10 años, sumó a su colección el Diario de Nikki (que tiene 13 volúmenes). En diciembre pasado ella compró, con el dinero que le regalaron cuando terminó la primera comunión, el primero: Crónicas de una vida muy poco glamurosa.

El texto, que contiene ilustraciones de una niña de 14 años, lidera las preferencias de menores de edad lectores en las librerías del Puerto Principal.

La obra, de la autora estadounidense Rachel Renée Russell, aborda la vida de Nikki Maxwell, quien ingresa a un nuevo colegio y sufre dificultades para entablar amistades. Ella tiene una rivalidad con otra chica a la que le gusta vestirse siempre a la moda y lidera al colectivo GPS (guapas, populares y simpáticas).

En cambio, Nikki lleva un peinado de dos colas y porta un bolígrafo.

Precisamente, esos relatos hicieron que creciera el interés de Teresa, quien está en sexto año de básica en el colegio Mariscal Sucre.

Dos días le tomó leer las 282 páginas.  “Me gusta cómo se desarrolla la historia, las amistades que hace y todo lo que realiza a diario. Le pedí a mis padres la segunda parte, pero hasta que lo traigan he vuelto a leer la primera parte”.

En su plantel hay otras 10 niñas que también tienen el libro. Fue a través de una de ellas que conoció el texto y se interesó por su lectura.

Según Ana Tapia, de la Librería Científica, cada año ha crecido el interés de este grupo etario por tenerlo.

“Es una de las novedades. Los otros más consultados son El Principito (un clásico) y Gravity Falls. Diario 3”.

Asimismo, en Cervantes  el Diario de Nikki, Diario de Greg (del estadounidense Jeff Kinney) y Harry Potter (de J. K. Rowling) movió las ventas en diciembre. 

Según una de las vendedoras, los padres lo obsequiaron como regalo de Navidad y otros menores lo adquirieron con sus ahorros.

Paulette Castro, de 11 años, quedó cautivada con la  historia del Diario de Greg cuando su hermana que tiene la colección completa se lo prestó.

“Me gusta porque a diferencia de otros libros cuenta cómo es la vida de un niño, su diario vivir dentro y fuera de la escuela y por eso me siento identificada”.

Paulette lee desde los 8. Los que más recuerda son: Sofí tu mirada, Un helicóptero en peligro, Los doce cuentos peregrinos y en su reciente cumpleaños recibió una compilación de 365 cuentos clásicos y nuevos.

A esa misma edad, Eduardo, que hoy tiene 13, descubrió su gusto por la lectura. Regularmente visitaba, junto a sus padres, librerías y eventos relacionados con promoción de literatura infantil y juvenil.

Una de sus obras favoritas es la de Harry Potter y la piedra filosofal. Dice que prefiere conocer la historia del niño mago a través de la lectura y no por la pantalla grande.  

Por esa razón pidió la colección completa, que cuida en la estantería de su habitación, donde también tiene están autores como Julio Verne, Erin Hunter, Lauren Kat, Julio Cortázar, Isabel Allende y Claudia Grey. 

Justo, los resultados de las pruebas Pisa-D en Ecuador evidenciaron que el desempeño en lectura en los adolescentes de 15 años alcanzó un nivel de 2, es decir, básico.

Para la escritora de literatura infantil, Leonor Bravo,  los niños y jóvenes leen porque las escuelas y colegios lo piden. “Hemos avanzado en el país y existe una presión en el mundo para mejorar los índices de lectura, pero aún nos falta. Los adultos leen menos”.

Angélica García, madre de Teresa, reconoce que el uso del celular había alejado a su hija de la lectura, pero el año pasado la retomó con el Diario del Nikki.  “Con mi esposo le regalamos Mujercitas, que es un bonito clásico. Aún no lo ha tocado, pero nos dijo que cuando termine la colección de Nikki lo hará”.

El misterio los cautiva
Ana González, presidenta de la Asociación Ecuatoriana de Literatura Juvenil e Infantil Girándula, aconseja a los colegios y escuelas que propongan la consulta de libros completos y no de fragmentos (como se suele hacer).

En su experiencia ha observado que los adolescentes prefieren: ciencia ficción, misterio y aventura.

Fernanda Villagómez, de la librería Mr. Books, indica que Gravity Falls. Diario 3 lidera el top 10 de los libros infantiles y juveniles de 2018. Le siguen los Cuentos de Buenas Noches para niñas rebeldes y Gravity Falls, Guía de misterio y diversión.

Gravity Falls. Diario 3, que tiene ilustraciones, se centra en realidades paralelas y criaturas sobrenaturales.

Villagómez señala que las niñas compran 42% más que los niños. En el test Pisa-D ellas obtuvieron ocho puntos más que ellos en lectura.

Melany Guzmán, de 16 años, estudiante del colegio Hipatia Cárdenas (Quito), actualmente lee la novela Vampyr.

Entre los géneros favoritos de Melany están el romance y la fantasía. Pero sus novelas predilectas son las obras de la escritora  colombiana Carolina Andújar. La adolescente.

Asimismo, tiene predilección por las creaciones literarias de María Fernanda Heredia, su favorito es Cupido es un murciélago. “A través de la lectura y la escritura podemos expresarnos, transmitir nuestros sentimientos”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo