Rector de la Universidad Yachay Tech, matemático, científico y PhD

Carlos Castillo Chávez: "En Yachay hemos intentado resolver irregularidades"

- 14 de febrero de 2018 - 00:00
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

El directivo, quien se desvincula de la alma mater, considera que quienes recibieron doble pago de viáticos deben devolver el dinero. Añadió que de los 56 contratos por $ 9 millones se les hizo una observación con una multa de $ 13.000.

La Contraloría General del Estado (CGE) difundió en un informe supuestas irregularidades en el período 2013 y 2017 en la emblemática Universidad Yachay Tech.

La entidad, en un documento divulgado la semana pasada, cuantificó pagos de $ 43.000 que habrían sido destinados a viáticos por gastos de residencia a servidores de un mismo núcleo familiar, pasajes al exterior, falta de liquidación y multas sin cobrar en un contrato.

El rector de la institución, el mexicano Carlos Castillo Chávez, explicó a EL TELÉGRAFO cómo se han acogido las recomendaciones de la Contraloría y las razones de su desvinculación este 14 de febrero. Él -asegura- espera que su sucesor “no sea una persona que declare todos los días en los medios de comunicación que se debe destruir a Yachay Tech”.

¿Cuál fue el presupuesto de Yachay Tech para 2017?
Fue de $ 21 millones, pero se ejecutaron $ 17 millones. Íbamos a adquirir un equipo que cuesta más de $ 1 millón que hubiera aumentado la realización, pero la compañía nos ofreció un modelo nuevo sin costo que llegará el próximo año. Eso bajó nuestra ejecución del 95% al 80%.

¿En qué se destinaronlos $ 17 millones?
Principalmente en salarios y becas de estudiantes. Nuestro fondo no tiene que ver con los cinco edificios que han fallado. La empresa pública de Yachay tiene el presupuesto de infraestructura. Nosotros hacemos todo a través de ellos, lo que nos dificulta las cosas. Creamos un centro tecnológico de transferencia para realizar compras porque no queremos depender de la burocracia de la Ciudad del Conocimiento que, tal vez, mejore con la nueva administración.

Algunas de las observaciones de la CGE se refieren a la existencia de sobreprecios en contratos, obras no terminadas y más...
No somos nosotros. Cuando hablan de construcciones, edificios, no somos nosotros. La Universidad Yachay Tech y la empresa pública no son lo mismo. No manejamos contrataciones, pero sí 56 contratos por $ 9 millones, y de esos se nos hizo una observación con una multa de $ 13.000 por un proceso que se retrasó o no estuvo perfectamente ejecutado.

Vamos a intentar impugnar. Hay cosas que no aparecen en el informe de la Contraloría como, por ejemplo, que en agosto regresamos $ 1,8 millones al erario público por concepto de salarios de los miembros de la comisión gestora y decanos que no vivían en Ecuador.

Asimismo, no se menciona que los pagos dobles de viáticos los detectamos nosotros. La mayoría de observaciones son anteriores a mi gestión. Hace unos meses suspendí que se me otorgaran viáticos.

¿Qué procesos administrativos se ejecutan para acatar las recomendaciones de la Contraloría?
A las personas que detectamos que recibieron doble pago de viáticos les solicitamos que devuelvan el dinero.

Una pareja aún trabaja en la universidad y otros, que me criticaron, como la canciller y su esposo, estaban cobrando dobles viáticos. Otra pareja está fuera del país, pero la Contraloría sabe quiénes son; y otra era una profesora española y su esposo, que viven en Ibarra.

Nunca he querido hablar de estas cosas como de los más de $ 10 millones que supuestamente iban a llegar de Alemania, lo cual era falso.

Hemos intentado resolver las irregularidades que sucedían por no manejar de forma estricta a la universidad, lo que abrió la posibilidad de que las personas hicieran cosas indebidas. En mi caso hay una observación de que no entregué mi declaración juramentada de bienes. Yo no sabía y tampoco entendía el sistema de aquí, pero tengo la declaración más íntegra de todo