Autoridades de salud plantean reformas a la Ley Orgánica de Donación de Órganos

15 de mayo de 2015 - 14:34
Las autoridades analizan reformas al Código de la Salud, que se discutirá en los próximos meses enla Asamblea. Foto: Miguel Ángel Jiménez/El Telégrafo

Como parte de los mecanismos para agilitar y garantizar que los órganos y tejidos de las personas fallecidas puedan utilizarse en caso de donación, el Ministerio de Salud presentó hoy el Protocolo para Diagnóstico y Certificación de la Muerte Encefálica que deben seguir los profesionales médicos vinculados a esta especialidad.

En el evento además se recordó el suceso que hace unas semanas movilizó a la justicia ecuatoriana para permitir que Daniela Peralta, a través de una acción de protección patrocinada por la Defensoría del Pueblo, pueda donar su riñón a su cuñada Susy Hinojosa, ya que la actual ley permite solo donaciones en primer grado de afinidad y hasta el cuarto grado de consanguinidad.

"Eso nos hizo reflexionar sobre situaciones que quedaron sueltas (..), ya que si bien se dio un avance con la ley de donación, hay muchas cosas que se necesitan ajustar y eso esperamos que se dé con el nuevo Código Orgánico de Salud que será tratado próximamente por la Asamblea Nacional", indicó la ministra de Salud, Carina Vance.

La funcionaria de Estado adelantó también que el hospital de especialidades Eugenio Espejo cumplió todos los parámetros para obtener la certificación internacional que garantiza la calidad y seguridad de la atención hospitalaria.

Diana Almeida, directora del Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células (Indot) reconoció que fue este organismo el que direccionó a Peralta para que pueda acceder a la justicia, sin embargo dijo que a más de la ley, la razón por la que el Indot no procedió con la donación es la complejidad del procedimiento.

"Muchas veces las personas pudieran pagar, intimidar u ofrecer algo a cambio de una donación dentro o fuera de la familia. Generalmente dentro es menos frecuente que esto se dé porque hay vínculo de afinidad y búsqueda del bienestar; pero fuera de la familia puede ser que haya un interés particular que no solo busca el bienestar del receptor y eso es lo que se trata de evitar", señaló Almeida.