El subdiagnóstico del asma impide un tratamiento adecuado

- 25 de mayo de 2018 - 00:00
Foto: Internet / Federación Mexicana de Asma y Diabetes A.C.

La enfermedad no tiene cura, pero puede desarrollarse una vida normal con la ingesta de la medicación adecuada. La exposición a factores ambientales, ácaros y humo de cigarrillo pueden predisponer el organismo.

En las madrugadas Leonardo Terán tenía problemas para respirar y debía interrumpir su sueño para solventar la dificultad. Por las noches sus fosas nasales se congestionaban, aunque no tenía secreciones. A los 8 años le practicaron una espirometría, cuyo resultado fue asma.

Al principio la familia se alarmó porque pensaron que no tendría una vida normal. Sin embargo, gracias a los consejos médicos y a los fármacos que recibió -inhaladores y dosificadores- sus actividades son las comunes de un chico de 13 años. Practica deporte y asiste regularmente a la escuela.

“Al escuchar asma solo pensé en ahogos y en dificultad para respirar e inmediatamente vino a mi mente una vida sedentaria, pero por fortuna no es así”, comentó su madre Jénnifer Meza.

En el país no hay una cifra concreta de cuántas personas padecen esta deficiencia respiratoria, pero de acuerdo a la estimación mundial de que la patología afecta al 10%, Ecuador tendría un poco más de un millón de personas afectadas, y según el neumólogo Efrén Guerrero más del 50% subdiagnosticadas.

“Si no se practica una espirometría o el test de flujo respiratorio es complicado determinar, con precisión, que el paciente presenta esta patología. (Este mal) se puede confundir con otras enfermedades respiratorias que imposibilitan brindar un tratamiento adecuado”.

Guerrero indica que los esteroides inhalados y los broncodilatadores de acción prolongada son los más usados.

En la actualidad existen medicamentos de alivio rápido para abrir las vías respiratorias contraídas y para ayudar a aliviar la sensación de opresión en el tórax, la dificultad para respirar o la falta de respiración.

“Estos medicamentos duran 24 horas y se pueden aplicar antes de una actividad física que pueda generar excesivo cansancio o previamente a la exposición a factores riesgosos”.

Aunque no existe una causa directa para su presencia, factores hereditarios y de medio ambiente inciden en su aparición.

“De los pocos estudios que se han hecho en el país hay  el 17% de pacientes en Guayaquil y el 12% en Quito, básicamente por las condiciones de humedad, altura, polinización, etc.”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a menudo el asma no se diagnostica correctamente, ni recibe el tratamiento adecuado, sobre todo en las poblaciones económicas más vulnerables.

“Esto genera una importante carga para los pacientes y sus familias e incluso puede darse una limitación de la actividad de la persona durante toda su vida”.

Asma no controlada

La OMS reconoce que esta patología es importante dentro de la salud pública y por ello respalda las acciones de los países para prevenir, reducir la discapacidad y la mortalidad prematura que puede generarse.

Cuando un paciente no mantiene el tratamiento o se expone a factores desencadenantes las crisis pueden presentarse varias veces al día o a la semana y en algunos casos empeoran durante la actividad física o por la noche. Existen problemas de respiración que pueden solucionarse con inhaladores.

Durante los ataques de asma el revestimiento de los bronquios se hincha, con lo que disminuye su diámetro interno y se reduce el flujo de aire que entra y sale de los pulmones.

Los síntomas asmáticos recurrentes son causa frecuente de insomnio, cansancio diurno, disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral.

El asma tiene una baja tasa de letalidad en comparación con otras enfermedades crónicas.

La espirometría es una técnica de exploración de la función respiratoria y consiste en la absorción de la mayor cantidad de aire a los pulmones para luego botarlo de forma fuerte en el espirómetro. Así se mide la cantidad de aire en la respiración y expiración.

El médico Hermes Rivero explica que “con los datos que se ingresan (edad, talla, sexo) se hace una comparación con los parámetros de referencia y así se determina la existencia o no de asma”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP