ENTREVISTA

“El antecedente al cáncer de hígado hasta en el 90% de los pacientes es la cirrosis hepática”

Hasta el 2018, en Ecuador, se registraron 979 nuevos casos de este tipo de cáncer, según el especialista Miguel Andrade.
05 de noviembre de 2020 10:43

Más de 800 mil personas son diagnosticadas con cáncer de hígado cada año en el mundo. Este cáncer es una causa principal de muerte a escala mundial, representando más de 700 mil decesos cada año, según la Sociedad Americana de Cáncer.
El carcinoma hepatocelular es mucho más común en los hombres que en las mujeres.

Según Globocan, hasta el 2018, en Ecuador este tipo de cáncer se ubica el puesto 10 entre los que afectan a la población. Hasta ese año se registraron 979 nuevos casos. Para ahondar en este tema, El Telégrafo entrevistó a oncólogo Miguel Andrade.

¿Cuál es la incidencia de cáncer de hígado en el Ecuador, Latinoamérica y el mundo?

A nivel global el cáncer de hígado es el sexto cáncer más frecuentemente diagnosticado, y el cuarto que más muertes ocasiona. En el Ecuador el cáncer de hígado, en el año 2018, se presentaron 979 casos ubicándolo en el décimo cáncer de más frecuente diagnóstico, y fallecieron 953 personas debido a esta causa, lo que le ubicó en la cuarta causa más frecuente de muerte por una patología oncológica.

Cabe recalcar que el tipo de cáncer de hígado más frecuente es el carcinoma hepatocelular que representa, aproximadamente, el 90% de todos los casos de cáncer de hígado.

¿Cuáles son los factores para que una persona se vea afectada por este tipo de cáncer?

Hablar de los factores de riesgo es lo más importante, y es la clave de por qué estamos hablando hoy del cáncer de hígado. Todos deberíamos saber cuáles son, médicos y la población en general. La idea es que mientras leamos esto nos preguntemos, ¿estoy en riesgo, mi familia, amigos, están en riesgo de desarrollar cáncer de hígado?

Los factores de riesgo/causas más importantes para desarrollar cáncer de hígado son cualquier causa que ocasione cirrosis en el hígado.

La cirrosis asociada a alcohol es una de varias causas de cirrosis; la hepatitis viral causada por los virus de la Hepatitis B o C; el hígado graso conlleva a cirrosis, es uno de los factores modificables más importantes que conocemos y que menos atención le damos.

De ser genético, ¿hay algún tipo de prueba especial para detectar el gen a tiempo?

Hasta la fecha no existen síndromes de cáncer hereditario que aumenten drásticamente el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. Existe un ligero componente hereditario en el cáncer de hígado. Un ejemplo de este componente hereditario es la hemocromatosis, la cual aumenta el riesgo de desarrollar cirrosis.

Así, es necesario que la madre y el padre de alguien (los 2) porte el gen alterado que produce esta patología para que su hijo la desarrolle, y en este caso debería realizarse la prueba de hemocromatosis y cirrosis (aunque aún sería muy raro tenerla). Es por esto comprender y entender muy bien los factores de riesgo descritos, es muy importante.

¿Cuál es la sobrevivencia de una persona afectada?

La sobrevida de un paciente con cáncer está ligada, necesariamente, al estadio en el que se encuentra la enfermedad al momento del diagnóstico. Cuando se identifica la enfermedad en un estadio inicial las opciones terapéuticas son amplias, y en estadios muy tempranos podríamos hablar de curación.

Si el estadio es avanzado las opciones terapéuticas son más limitadas y la sobrevida también se verá afectada, si bien las terapias con las que contamos actualmente para los estadios avanzados han evolucionado favorablemente, mejorando no solamente la sobrevida sino la calidad de vida de los pacientes con carcinoma hepatocelular específicamente.

¿Se considera un trasplante hepático en estadios 1 o 2, o cuando no estén afectados otros órganos?

Debemos comprender que un paciente con carcinoma hepatocelular tiene, además, una enfermedad de base que es la cirrosis hepática. Existen normativas locales específicas que determinan la idoneidad del paciente para un trasplante hepático, la recomendación es seguirlas en el caso que el especialista considere que el paciente es candidato a un trasplante.

¿Cómo se puede prevenir esta enfermedad?

Debemos saber que antes de llegar a padecer de cáncer de hígado, existieron cosas que se pudieron modificarse años atrás como son dejar de ingerir alcohol, tratar a la hepatitis en caso de tener un diagnóstico, perder peso.

Para esto es importante: Conocer los factores de riesgo; realizarse exámenes, sobre todo, de hepatitis B o C (quienes tengan riesgo de padecerla).

También controlar un posible síndrome metabólico (presión arterial elevada, azúcar en la sangre elevada, exceso de grasa corporal en la cintura y niveles anormales de colesterol); comentarlo entre nuestros amigos, familia para que sepan que se puede estar en riesgo.

¿Cómo se debe cuidar el hígado para que no se afecte por cáncer u otras patologías?

Básicamente cuidándonos de aquello que nos pueda ocasionar cirrosis hepática: no bebiendo alcohol, mantener una dieta saludable, evitar infecciones virales (hepatitis B, C); no automedicarse (existen fármacos que pueden exacerbar la cirrosis).

¿Qué afecciones hepáticas pueden desembocar en un cáncer?

El antecedente al cáncer de hígado hasta en el 90% de los pacientes es la cirrosis hepática.

¿Es asintomático igual que otros tipos de cáncer o sí presenta síntomas?

Desafortunadamente muchos pacientes no presentan síntomas hasta que la enfermedad está en etapas avanzadas. Es importante que los médicos también conozcamos de los síntomas o factores de riesgo ya que podemos ayudar a nuestros pacientes a que no llegue muy tarde al especialista.

¿La quimioterapia y radioterapia son los tratamientos utilizados o hay otras opciones?

En estadios iniciales hay muchas opciones terapéuticas, mientras avanza la enfermedad las opciones van disminuyendo. Así, desde estadios tempranos contamos con cirugía, otros tratamientos locales como radioterapia; y en estadios más avanzados terapia sistémica con quimioterapia o inmunoterapia. (I)