El reconocimiento se replicará en otras ciudades

1.200 niños con discapacidad recibieron homenaje en Quito

- 12 de diciembre de 2015 - 00:00
Los chicos de 40 centros de enseñanza especial de Quito disfrutaron de una jornada de diversión y música que anualmente realiza Olimpiadas Especiales. Fernando Sandoval / El Telégrafo

El reconocimiento se replicará en otras ciudades

Sorpresa y alegría se reflejaban en los rostros de alrededor de 1.200 niños, jóvenes y adultos, de escuelas especiales que el pasado jueves disfrutaron de una mañana llena de sol y diversión. Olimpiadas Especiales y sus auspiciantes, como hace más de una década, reconocieron el esfuerzo de los chicos que tienen algún tipo de discapacidad y que a diario luchan por superarse.

“Esto es un agasajo para que sepan que ellos son muy importantes para nosotros y también para sus padres porque son los verdaderos guerreros que día a día ayudan a sus hijos a progresar un poco más”, comentó Nicolás Cueva, directivo de Olimpiadas Especiales.

Alrededor de 40 establecimientos que atienden a los chicos se dieron cita en el Vulcano Park, un centro de diversiones en Quito, en el que disfrutaron de la adrenalina y se emocionaron con solo ver cómo los caballitos del carrusel subían y bajaban.

Iván es uno de los chicos que disfrutó del carrusel y su madre Martha no se cansaba de fotografiarlo con el celular; y él sonriente posaba. Aunque tiene dificultad para hablar, su cara de felicidad lo decía todo.

Muy obediente se ubicó en la fila y en menos de 5 minutos llegó su turno. Otros experimentaban la brisa, que envuelve a los pájaros, mientras se deslizaban por los aires cuando se subieron al kite flyer.

Nadie chistó, ni lloró, porque la sensación que vivieron fue única. “Estuvo muy bonito”, alcanzó a decir Juanito, de 15 años.

La minibarca y el truck racer también fueron parte de la diversión de los chicos. Con tanta emoción, una pausa para el refrigerio fue necesaria. Pero enseguida los chicos volvieron a prenderse y esta vez más que antes cuando el grupo musical ‘La Vagancia’ comenzó su show. El ritmo que impuso la agrupación ecuatoriana contagió a los presentes que no dejaron de bailar, ninguna de las canciones. Al inicio de la tarde los niños terminaron exhaustos, pero felices porque, además, como despedida recibieron fundas de caramelos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo