Salud

Migrañas y cáncer, los enemigos frecuentes

- 13 de mayo de 2018 - 00:00

El exceso de tareas causa estrés en las madres trabajadoras, lo cual deriva en intensos dolores de cabeza que suelen estar acompañados de mareos, náuseas y sensibilidad a la luz. Existen otras enfermedades que ponen en riesgo la salud de las progenitoras.

Los hábitos y el consumo de alimentos o de bebidas han cambiado en relación a otras épocas. Eso ha incidido directamente en la proliferación de nuevas enfermedades que afectan tanto a mujeres solteras como a aquellas que ya tienen hijos.

El cáncer de seno y el de cuello uterino así como el estrés son algunas de esas dolencias. En el caso de la primera, en 2016, 641 personas murieron a consecuencia del cáncer de mama, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Respecto al otro tipo, de acuerdo con un informe de EL TELÉGRAFO publicado en junio del año pasado, con cifras emitidas por Solca, el 20% de las mujeres fallece a causa de la enfermedad provocada por el papiloma humano.

En cambio, el estrés, hoy por hoy, es el responsable de generar úlceras gástricas, hipertensión, depresión, bruxismo y migrañas. Así lo revela un estudio de la Asociación Ecuatoriana de Psiquiatría publicado por este Diario.

La obstetra Miriam Loaiza de Contreras conoce de todo esto desde aproximadamente 28 años.

Loaiza, con una maestría en Salud Sexual y Reproductiva, manifestó que de cada 5 mujeres que llegan a su consultorio 3 presentan migrañas provocadas por el estrés.

“Ya las cosas no son como antes. En el pasado las mujeres tenían más tiempo para descansar, pero ahora trabajan y al mismo tiempo cocinan, llevan a sus hijos a la escuela, ayudan en las tareas, ponen a lavar la ropa y  asean la casa. Son varios oficios. Todo eso causa estrés”, acotó.

Acotó que ese dolor insoportable en la cabeza, los hormigueos en el rostro y el rechazo a la luz son causados por un problema hormonal que se produce por el estrés. “Es un proceso tan fuerte y doloroso que inhabilita a la mujer. La intensidad puede ser tal que no se puede trabajar ni pensar. Solo se termina con la menopausia”, precisó.

La obstetra manifestó que el impacto de las migrañas puede prolongarse hasta por 24 horas y que entre las opciones para evitarlas están la no ingesta de cafeína, bebidas alcohólicas, cítricos y chocolate.

Asimismo, el doctor Ramón Vargas afirma que tras el alumbramiento hay que tener especial cuidado con las infecciones, pues el sistema inmunológico se encuentra deprimido y puede ser presa fácil de enfermedades.

La periodontitis (infección que compromete los dientes), cistitis (infección a la vejiga) y pielonefritis (infección a los riñones) están entre las más comunes.

Vargas explica, además, que las embarazadas pueden padecer de diabetes gestacional, la cual normalmente desaparece tras el parto; sin embargo, quienes la sufrieron quedan predispuestas a la diabetes tipo 2, por lo que los controles de los niveles de glucosa durante los meses posteriores son imprescindibles. (I)

Henry Andrade y Mario Valiente

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: