La gastronomía manabita atrae al turista nacional

Distintos platos formaron parte de la feria que se desarrolló en el cantón Bolívar.
22 de octubre de 2017 00:00

Un intenso olor a viche (sopa ancestral manabita) se sentía al ingreso de la Quinta Colina del Sol, del recinto Bejucal, del cantón Bolívar. Sucedió el pasado 15 de octubre.

“Se me hizo agüita el paladar”, dijo la mantense Aracely Cedeño. Arribó a las 10:00 a la zona campestre. Lo hizo en compañía de su hija, Cristina Vite, y su yerno para degustar los platos en la XXV Feria Provincial de la Comida Típica Manabita.

Era la primera vez que asistía y quedó fascinada con la naturaleza que rodea el lugar y el ambiente familiar. “Decidí quedarme todo el día. Comí seco de pato, y mi hija, caldo de gallina criolla”.

La preparación de los platos en hornos de leña (cocina ancestral) y en ollas de barro profundiza los sabores de esos alimentos. Era posible ver el proceso en los 12 estands que exponían una variedad de platos. Los asistentes se llenaron de paciencia viendo cada paso para alistar la comida que esperaban, entre viche de guariche (cangrejo), morcillas, caldo y seco de gallina criolla, tonga, seco de pato y empanadas. También probaron bollos, sal prieta, torta de yuca de dulce, chicha, mote y más.

Uno de los que observó es Rosendo Párraga, quien degustó el viche del cual aseguró que estaba sabroso.

También hubo puestos de bocadillos, postres y dulces, bebidas y artesanías. La identidad de la cultura manabita se expresó en juegos populares tradicionales, danzas y bailes.

Por 23 años, el gestor y organizador del evento ha sido Eumeny Álava. Explica que esta feria, cuya entrada es gratuita, no está institucionalizada, pero destaca que, por la cultura que ahí se vive, el Gobierno local de Bolívar o el Provincial deberían considerarla como un patrimonio, ya que, como jubilado, no puede sostener una feria así.

Las 25 ediciones se han desarrollado bajo su financiamiento. Lo hace de esa manera porque está convencido de que “de la cultura no hay que lucrar”.  Álava ha observado que hay mucha aceptación de los turistas  por la exquisitez de la comida manabita.

El evento tiene como objetivo fundamental mantener vivas las raíces de la genuina identidad cultural montuvia manabita.   “Eso nos mueve y nos anima a mantenerla”.

Durante la jornada, el público también degustó el guarapo, la panela, el alfeñique, el pan seco de maíz, la rosquilla de almidón, la bebida ancestral borroque, que es elaborada de la pepa de la chontilla, una especie de palma con espina hecha con maduro.

“Tratamos de rescatar una especie de colada de mote que es a base del maíz amarillo, el zapallo y panela de caña”.

En la jornada, los visitantes conocieron -además- los atractivos que hay en la quinta, como objetos de uso montuvio manabita, el museo de la mocora, la laguna de los patos y la parte más alta de la colina en cuyo mirador se observa todo Bolívar. “Aquí hay muchos atractivos”, explicó Álava. 

Agapito Cedeño enseñó a preparar el suero blanco. Narró que se hace con el cuajo de la leche de vaca, se maja y se exprime. “El suero se lo acompaña   con plátano asado o yuca asada”.

Cruz Tuárez, oriunda de Calceta, llegó a las 06:00 para alistar su estand. A las 11:00, había terminado la venta del viche de guariche. “Una clienta compró casi todo lo preparado, solo tres platos alcancé a vender a los visitantes”, explicó la mujer que lleva años presente en el evento de Álava.

“Estas ferias gastronómicas, además de darnos la oportunidad de vender, nos permiten divertirnos”. Pese a la buena sazón, Cruz detalla que no tiene un lugar donde expender, pero sí ha pensado a futuro abrir un negocio de comida manabita.

El choneño Arturo Linares, por cinco años consecutivos ha participado en el evento con varios productos, como rompope y vino de fruta china. “Mi esposa Carmita Meza es la creadora desde hace más de 30 años de esta bebida con melocotón”. 

Ha observado que todos los años la feria resulta cada vez más atractiva. “En esta ocasión se vio más entusiasmo, la comida estuvo excelente”, comentó el hombre de 69 años, quien espera estar presente en las próximas ediciones.

El viche de guariche fue uno de los platos que se exhibieron y vendieron durante la feria, que en sus 25 ediciones ha organizado Eumeny  Álava en su Quinta Colina del Sol. Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

Datos

- Como exitosa calificó Eumeny Álava la vigesimaquinta edición  de la Feria Provincial de la Comida Típica Manabita.

- El evento cultural gastronómico   cada año tiene aceptación de los turistas locales, nacionales y extranjeros.

- En el evento el organizador  mostró sus obras hechas con hojas secas del zapán y sus museos.

- Aparte de esta feria en la Quinta también se realiza la del viche y la sal prieta; del cacao y la del dulce,  bebidas típicas y la tonga. (I)

Las morcillas atraparon el paladar de los asistentes. Ellos vieron en directo su preparación sobre el horno de leña durante el evento en la Quinta Colina del Sol en Calceta.
Foto: Rodolfo Párraga / El Telégraf
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado