Pérdida progresiva del colágeno afecta todo el organismo

- 18 de junio de 2017 - 00:00
La limpieza facial y el uso de protector solar son vitales para evitar una piel congestionada por la mala alimentación y otros factores.
Foto: Silvia Murillo / El Telégrafo

En la piel se refleja más esta carencia por la falta de elasticidad.

“Desde que nacemos empezamos a envejecer”. Con esta cita la cosmiatra argentina Nora Rubín hace alusión a que el cuerpo humano, especialmente entre los 20 y 30 años, empieza a perder una proteína muy importante y de la cual depende especialmente la apariencia física: el colágeno.

 Esta molécula proteica, explica la especialista, le da sostén a la estructura del cuerpo; sus fibras son muy hidratantes y proveen de resistencia, flexibilidad y elasticidad al organismo.

Sin embargo, se pierde progresivamente, tanto así que al llegar a los 60 años se carece de esta en un 35%.

La nutricionista y dietista Susana Rodríguez destaca que “el envejecimiento es un proceso normal que se puede ver acelerado por la mala alimentación y, sobre todo, el consumo de azúcar refinada”.

Este envejecimiento, que puede ser prematuro, tiene como coadyuvantes factores externos: el consumo de alcohol, cigarrillo, el estrés y la exposición frecuente al sol y a contaminantes.

En el mercado hay una serie de productos cosméticos especializados en cada tipo de piel que ofrecen darle una mejor apariencia a la mujer joven, adulta, e incluso a la adulta mayor, pero no todos son fieles a ese fin. Además, el aporte de nutrientes y colágeno al organismo debe ser integral.  

En ese sentido, Rubín resalta que “por más belleza física que se posea cuando uno nace, a lo largo de la vida sale a relucir cómo hemos vivido, y eso es la suma de todo, como los problemas, por ejemplo, y de qué hacemos con ellos”.   

La cosmiatra destaca que la piel y el sistema nervioso tienen el mismo origen embrionario. “Están ligados y cuando estamos bien todo reluce, pero si estamos mal, hay ojeras, la piel se torna pálida y deslucida”.

Para la nutricionista Cristina Bajaña, hay 2 factores que inciden en la destrucción del colágeno preexistente: los radicales libres y la alimentación preinflamatoria.

En el primer caso, ella señala al exceso de estrés, el sedentarismo, el nivel de descanso muy bajo (menos de 7 horas de sueño). En el segundo, cita el consumo excesivo de carbohidratos de muy rápida absorción, los procesados y sin fibra, las proteínas de mala calidad -que son las procesadas- o aquellas que son fritas en un aceite que no resiste altas temperaturas, y el cigarrillo.

Cuidado de la piel

Por estar presente el colágeno en todo el organismo es importante consumir aquello que lo mantenga. En las farmacias e incluso en los comisariatos hay presentaciones de este producto en polvo, cápsulas y en soluciones bebibles.

Rubín indica que los sueros, ampollas o concentrados son recomendables porque todo se absorbe por la piel y, en el fondo, ayudan a mantener cuidadas las fibras de sostén que brinda esta proteína.

Ella menciona que los hábitos en el cuidado de la piel deben ponerse en práctica 2 veces al día: en la mañana se la debe limpiar y en la noche de igual manera porque hay exudados.

“Si la piel es seborreica hay que limpiarla con leche de limpieza o espuma, de acuerdo al tipo: más desengrasante para la piel grasa y más hidratante o descongestiva para las que no quieren envejecer”.

Descongestionar la piel significa que hay que desinflamarla, pero ¿por qué esta se inflama? Rubín explica que este proceso se origina por la retención de líquidos, por mal metabolismo cutáneo, estados emocionales, una mala digestión. Es allí cuando la piel se congestiona.

“En el rostro sugiero los sueros o concentrados antiage. Hoy en día los hay con colágeno, con vitamina C, con antioxidantes como por ejemplo la uva, que tiene polifenoles, que es el resveratrol, un poderoso antienvejecimiento”.

Magdalena Intriago, cosmiatra de laboratorios Imagcev, sugiere también la aplicación del ácido lactobiónico, cuya materia prima es la leche agria.

Ella resalta que la pérdida de colágeno no solo se evidencia en las pieles deshidratadas sino también cuando hay dolores articulares, porque es esta proteína la que lubrica y le da resistencia y sostén al cuerpo.

La especialista precisa que este ácido lactobiónico es un peeling de última generación que estimula la microcirculación. “Es de moléculas altas y es extraído de la leche cortada. Estamos hablando de un láctico que tiene muchas fuentes de hidrógeno, que no lastima la piel sino que se activa el colágeno y la elastina”.

Dentro del proceso para tratar la piel, la nutricionista y esteticista Susana Rodríguez considera que es aconsejable tratamientos estéticos como la radiofrecuencia. “La estimulación de esa onda produce la síntesis de colágeno porque se genera calor en la dermis, es decir estimula su producción”.

La alimentación

Tener un rostro que irradie salud y tersura no solo depende de cuidados tópicos sino también de una sana alimentación y de la ingesta de productos ricos en colágeno para recuperar el que se va perdiendo.

Rodríguez recomienda incluir en la dieta las vísceras de pollo “porque contienen mucho colágeno”, así como el pescado por su Omega 3, que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. También algas y frutos rojos como las cerezas y fresas.

Asimismo, la dietista indica que se debe excluir de la alimentación todo lo que es harina, pastelería, bollería, pizzas, bebidas azucaradas.

Para la nutricionista Cristina Bajaña las horas de sueño son importantes, por eso recomienda dormir entre 7 y 9 horas, así como evitar los carbohidratos de rápida absorción. En su lugar sugiere la ingesta de vegetales como la espinaca, acelga, berro, apio, albahaca, col rizada.

“Mientras más verde sea un vegetal las concentraciones de nutrientes serán mejor”.

Sobre las frutas indica que es bueno comer kiwi, moras, arándanos y frutos secos.

En tanto que la también nutricionista Lorena Miranda precisa que los frutos rojos y los de color morado oscuro aumentan los niveles de vitamina C en las células y ayudan a prevenir la destrucción del colágeno preexistente y del tejido conectivo.

Ella manifiesta que es vital el consumo de alimentos ricos en cobre porque ayudan a la formación de colágeno en el cuerpo y entre ellos están los mariscos, nueces, legumbres y verduras de hojas verdes.

“El zinc resulta fundamental para sintetizar correctamente las proteínas”.

“Hay que eliminar la comida chatarra”

Laura Chacón Garbato, esteticista mexicana.

Laura Chacón estuvo de paso por Guayaquil para dictar una serie de conferencias relativas al cuidado de la piel y cómo prevenir el envejecimiento prematuro. Ella es esteticista, cuenta con un posgrado en el International Dermal Institute de los Estados Unidos y pertenece a la Asociación de Profesionales para el Cuidado de la Piel (ASCP).

¿Qué cuidados debe tener la mujer que empieza a perder colágeno de su organismo?

La pérdida de colágeno empieza a mediados de los 20 años y es progresivo; perdemos hasta el 1.7% al año, dependiendo del estilo de vida que llevemos. Nosotros tenemos el 100% del control del envejecimiento ambiental, por ejemplo, no es recomendable dormir de un solo lado. A los 20 (años) no se ven las marcas de la sábana, pero a los 40 o 50, cuando uno se levanta, hay una parte de la piel que tarda en recobrarse.

La nutrición es esencial para quedarnos con el colágeno que tenemos en el cuerpo y para ello es importante comer proteínas y alimentos apropiados como  pescado, carnes, huevo, soya, que ayudan a que la piel luzca joven y que podamos producir nuevo colágeno. También perdemos esta proteína cuando no protegemos la piel de los rayos UVA y UVV (ultravioletas) que queman la piel, desaceleran la producción de colágeno y hacen que esta se vea envejecida. Siempre hay que utilizar protector solar.

¿Cómo debemos cuidar la piel a diario?

Hay 3 pasos fáciles que ayudan a que la piel luzca juvenil: un limpiador dependiendo del tipo de piel; un exfoliador porque despojamos 40 mil células (muertas) por minuto; y un protector solar de amplio espectro (UVA y UVV).

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina C?

Hay productos que pueden ponerse tópicamente, pero también se debe tomar vitamina C porque ayuda a producir nuevo colágeno, a que la piel luzca bien y a reparar el cuerpo.

¿El estrés afecta también nuestro rostro?

El estrés causa también envejecimiento prematuro en la piel y puede causar brotes de acné. En el pasado solo la gente joven que pasaba por etapas hormonales padecía de este mal. Hoy en día, la mayoría de los casos son de mujeres entre 30 y 40 años, porque tienen estrés.

¿Qué debemos eliminar de la dieta para que no destruya el colágeno preexistente?

Los azúcares, comida chatarra con niveles glucémicos altos, jugos artificiales, productos lácteos que tengan hormonas. Lo recomendable es comer cosas orgánicas. Hay que llevar una vida balanceada. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: