Los golpes en el fútbol americano generan ETC

- 27 de julio de 2017 - 00:00
La National Football League (NFL) reconoció oficialmente el año pasado que había un vínculo entre el fútbol americano y la ETC.
Foto: AFP

El 87% de los exjugadores presentó enfermedades neurodegenerativas.

La autopsia del cerebro de 111 exjugadores profesionales de fútbol americano demostró que 110 sufrían una enfermedad neurodegenerativa por los reiterados golpes recibidos en la cabeza, según un estudio publicado en Estados Unidos.

La Encefalopatía Traumática Crónica (ETC) provoca pérdida de memoria, vértigo, depresión y demencia. Estos problemas pueden aparecer años después de dejar este deporte.

La National Football League (NFL) ha tenido que enfrentarse al escrutinio público y judicial por los efectos de las conmociones cerebrales y traumatismos. En 2015 llegó a un acuerdo de $ 1.000 millones para poner fin a decenas de denuncias de exjugadores que padecen problemas neurológicos.

Además de los miembros de la NFL, los científicos de la Universidad de Boston -que publicaron su estudio en el Journal of the American Medical Association (Jama)- también analizaron tejidos de personas que jugaron en el instituto, la universidad, la liga canadiense o fueron semiprofesionales.

Del total de 202 exjugadores examinados, 177 (87%) padecían la ETC. Todos tenían 66 años y habían jugado una media de 15.

“Estos resultados sugieren que la ETC podría estar relacionada con la práctica de fútbol en el pasado y que haber jugado a un nivel muy alto podría estar relacionado con la gravedad de la enfermedad”, señala la investigación, la más extensa hecha hasta ahora sobre este tema.

Los jugadores profesionales al más alto nivel son los que muestran los signos más evidentes de esta enfermedad neurodegenerativa -que solo puede diagnosticarse en la autopsia-, con el 86% de los casos.

Como la ETC es una neurodegeneración progresiva vinculada a golpes recibidos en el cráneo, los jugadores de fútbol americano “podrían sufrir un gran riesgo a largo plazo de padecer esta patología”, resumen los investigadores.

Los científicos subrayan que entre los factores que podrían determinar el riesgo y la severidad de esta patología están la edad a la que comenzaron a jugar este deporte, el número de años que dedicaron, su posición en el campo y el número de golpes en la cabeza.

Compromiso

Las lesiones cerebrales en el deporte estadounidense se han convertido en una de las mayores preocupaciones de los profesionales.

La autopsia de Junior Beau -considerado uno de los mejores apoyadores de todos los tiempos, que se suicidó en 2012 a los 43 años- concluyó que tenía la ETC.

Dave Duerson, que también se mató en 2011, padecía lo mismo, lo que puede explicar sus bruscos cambios de estado de ánimo.

La NFL donó en los últimos años cientos de millones para investigación. El año pasado reconoció oficialmente que había un vínculo entre el fútbol americano y la ETC.

En un comunicado ampliamente difundido en la prensa estadounidense, la liga celebra la importancia de las actuales investigaciones para entender mejor la ETC. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: