El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.12/Jun/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

El saldo pendiente entre el estado y solca asciende a $ 50 millones hasta el 15 de marzo. $ 20 millones están en proceso de pago

Cinco hospitales de la red pública están habilitados para tratar el cáncer

Tanto los centros de especialidades del MSP como el Seguro Social cuentan con métodos rápidos y quimioterapia. En 2015, el Teodoro Maldonado Carbo atendió a 31.730 pacientes oncológicos.
17 de marzo de 2016 00:00

El lunes pasado Peta Menéndez recibió una sesión de quimioterapia durante 3 horas en el Hospital de Especialidades Dr. Abel Gilbert Pontón, en el sur de Guayaquil. Su nuera, Mirian Sánchez, mientras esperaba a que terminara el tratamiento, reveló que Menéndez fue diagnosticada con cáncer de colon hace 4 años, en el mismo centro hospitalario que es parte del Ministerio de Salud Pública (MSP).

“Tenemos mucha fe de que se recupere, porque los doctores le atienden como es debido; le hace efecto todo lo que le mandan y le recomiendan que siga el tratamiento”. Y añade -Sánchez- que a más de la quimioterapia su suegra, de 64 años, recibe atención en psicología y nutrición.

Para ser atendida en el Abel Gilbert primero acudió a un centro de salud en el Batallón del Suburbio, donde le diagnosticaron la enfermedad y la derivaron al hospital de tercer nivel. “Recurrimos a lo más económico, porque no cobran ni un centavo y los doctores son buenos”, señaló, al reconocer que no tiene seguro social ni privado.

El líder del Servicio de Oncología, Wilson Tixi, explicó que en el hospital no hay lista de espera de pacientes oncológicos o de enfermedades catastróficas. Recalca que la atención para personas con cáncer también está garantizada en cinco hospitales de la red pública y no solo se realiza a través de Solca.

“El paciente que viene con todos los documentos (ver infografía) debe ser atendido el mismo día en que llegó o, a más tardar, al día siguiente”. Indica que una vez concretada la cita se procede con los estudios de extensión para ver hasta dónde ha llegado el cáncer, si hay metástasis o antecedentes de diabetes e hipertensión. “La intención es conocer que todas las enfermedades estén controladas”.

Después de estudiar al paciente se procede con la terapia oncológica que, dependiendo del caso, puede ser quimioterapia, cirugía, radioterapia, terapia biológica o el uso de anticuerpos monoclonares.

En el caso de las atenciones oncológicas a los afiliados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), el jefe de Oncología del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, José Velásquez, reconoce que se han hecho grandes mejoras. “Antes por el call center se decía que esperaran de 2 a 3 meses. En estos últimos meses ya no se espera ni una semana. En 72 horas ya tenemos las disponibilidad de médicos oncólogos para brindar la atención médica por primera vez”.

Velásquez menciona que al ser un centro de referencia regional reciben casos de varias unidades del país. “Por ejemplo, viene un paciente de Esmeraldas y como no tiene dónde quedarse, priorizamos y lo atendemos el mismo día. No es que vamos a resolver el problema solo con una consulta, pero orientamos los estudios necesarios. Después de un diagnóstico, programamos un tratamiento prolongado”.

Atenciones más comunes

El oncólogo clínico Wilson Tixi menciona que de acuerdo al sexo varía la incidencia de cáncer. En las mujeres es más común el de mama, cérvix y estómago, mientras que en los hombres tienen mayor repunte los casos de próstata, estómago y colon.

Tanto las patologías ligadas al estómago y colon son evitables, mientras que en las otras se aconseja la prevención para diagnosticarlas a tiempo a través de un papanicolaou, un autoexamen de mama o un test de próstata, una vez al año.

En América Latina y el Caribe, el cáncer causa un aproximado del 20% de los fallecimientos por enfermedades crónicas no transmisibles. Se prevé que para el 2020, existan alrededor de 833 mil defunciones en la región por este grupo de enfermedades.

Aproximadamente 40% de estas muertes podrían evitarse, modificando 5 factores de riesgo conductuales y dietéticos: obesidad, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de alcohol y de tabaco. Este último es el responsable del 22% de las muertes por tumores cancerígenos a nivel mundial y del 71% por cáncer de pulmón. En Ecuador, el Estado cubre el tratamiento de estas patologías con un costo mensual de $ 7.083 hasta $ 12.000 en promedio por persona, de acuerdo con cálculos del MSP.

Los 6 núcleos de Solca han recibido más de $ 582 millones en fondos estatales para combatir el cáncer, tanto como parte del código tributario y de los pagos a enfermos de la red pública. El martes los directivos de este instituto reconocieron que los fondos del primer trimestre de 2016 ($ 15 millones) han sido transferidos a tiempo.

Por otra parte, la tasa de sobrevida de cáncer aumentó el 16%, según un estudio de Solca con datos de Guayaquil, Quito y Cuenca. Esta incidencia es atribuida al acceso a un diagnóstico temprano, tratamientos y controles realizados de forma adecuada. (I)

Niños con cáncer son aceptados

El Baca Ortiz cuenta con terapias lúdicas

Hace 5 meses le diagnosticaron cáncer al estómago, desde entonces toma medicamentos y recibe, una vez por mes, quimioterapias. Lo hace en el Hospital del IESS Carlos Andrade Marín. Es Manuela Mideros, de 29 años. El último martes ella y su madre esperaban que una cama de ese centro médico se habilite para recibir su tratamiento. “La hospitalizarán por una semana para las ‘quimio’; pero como dice en el cartel, hay que traer todo el medicamento”, dijo su madre Laura Terán.

En esa casa de salud hay áreas específicas de oncología: consulta externa, psicología, trabajo social, hospitalización y un centro de tratamiento ambulatorio. Lo mismo en el Hospital Eugenio Espejo. Ahí se atienden pacientes que el IESS deriva. El hospital de niños Baca Ortiz también cuenta con servicios de oncología. En esa casa de salud se realizan actividades lúdicas para que los niños enfrenten de mejor manera su enfermedad. En el hospital del sur Enrique Garcés no hay un área de oncología. Sin embargo, los pacientes que acuden son atendidos en consulta externa o emergencia. (I)

Atienden a provincias cercanas

Dos unidades de Cuenca disponen de quimioterapia

El hospital Regional Vicente Corral Moscoso de Cuenca recibió en 2015 a 720 pacientes con cáncer. En el centro de salud pública se atienden varios tipos de cáncer, como de mama, útero, tiroides, próstata, estómago y piel.

De todas las patologías, el más común es el cáncer de útero y mama, con 136 enfermos, explica el médico Oswaldo Suárez. “El tratamiento de esta enfermedad tiene altos costos, pero en el hospital los valores son cero”. Agrega que muchos de los pacientes vienen de provincias cercanas a Azuay, como Cañar y Morona Santiago.

En Cuenca, el Corral Moscoso no es el único lugar con tratamientos oncológicos gratuitos, también es posible acudir al hospital del IESS José Carrasco. Esta unidad cuenta con un acelerador lineal, un simulador tomográfico, entre otros equipos modernos. Tiene 10 especialistas, 58 camas para tratamientos quirúrgicos referentes al cáncer, y diariamente hasta 40 usuarios reciben quimioterapia. En 2015, 25 mil personas llegaron al área de oncología. (I)

Contenido externo patrocinado