La tonga es la lonchera del pueblo montuvio

- 26 de agosto de 2019 - 00:00
El verde y el maní son los principales ingredientes de este típico plato de la cultura montuvia. En cambio, en las zonas costeras lo preparan con pescado.
Foto: Sandra Altafulla, Diario El Tiempo

Arroz blanco, seco de gallina, salsa de maní y maduro son los ingredientes de este plato que actualmente es parte de la costumbre gastronómica.

Parece un tamal, con la diferencia de que está envuelto en una hoja de plátano y es de mayor tamaño. Se lo conoce como la lonchera del pueblo montuvio y se comercializa en la costa ecuatoriana.

Emana aromas y sabores únicos que se esparcen cuando se abre la hoja. Mientras el cilantro la decora, una presa de gallina de seco con salsa de maní remoja el arroz rodeado por un plátano asado o un maduro frito. Así es la tonga: un platillo de la cultura montuvia en Ecuador.

Su elaboración es todo un ritual, aunque parezca difícil, dice Rosario Andrade, de 62 años, quien posee un pequeño restaurante en San Vicente (Manabí). “Lo que más toma tiempo es preparar el seco de gallina criolla; lo demás no.

Una tonga puede estar lista ya con todo en cinco minutos, es decir hasta envolverla”.
Elaboración

Andrade cuenta que su proceso tiene ciertos pasos: se inicia con la selección de las hojas de plátano. “Deben ser soasadas sobre llamas de leña, pero con cuidado de no quemarlas”; mientras tanto, se cocina el seco de gallina con cilantro, ajo, achiote y otras especias. El arroz se cuece a la par.

Para la salsa de maní, o como la llaman los manabas “el gordo de maní”, se cocina este fruto seco hasta que en el borde de la olla se vea la grasa natural que emana.

Su cocción es de 10 minutos. Para darle sabor se prepara un refrito de cebolla, achiote, comino y sal.

Luego de que estén listos, se toman las hojas de verde de 50x50 centímetros como base para colocar el alimento. Se pone encima el arroz, al menos cuatro onzas; y luego se añade el seco de gallina con la salsa de maní y se acompaña con el verde asado, o un maduro frito en rodaja.

Listo el condumio dentro de las hojas de verde, se envuelve hasta darle forma de un paquete de 30 centímetros de largo por 20 de ancho y cinco de espesor.

“Siempre lo sirvo con un verde asado porque es más contundente”, sugiere la cocinera mientras cuida de la potente brasa cuatro de estos manjares.

La tonga se prepara desde los tiempos de los indios chonanas; surgió de la necesidad del pueblo, según Justo Anchundia, de 82 años, habitante de Manabí, quien prepara este plato cuando llegan turistas a su pequeña hostería. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: