El seguro cubrirá 30.000 h perdidas de maíz en Manabí

- 09 de mayo de 2018 - 00:00
En el sector de Sancán, en la vía a Membrilal, la sequía dejó las mazorcas se quedaron pequeñas en comparación con una cosecha normal.
Foto: Rodolfo Parraga / El Telégrafo

Los cultivos son visitados por técnicos de la aseguradora en los cantones donde la sequía diezmó el desarrollo del grano por la falta de agua.

Los agricultores de las zonas maiceras de Manabí se resisten a perder sus inversiones en las 70.000 hectáreas que sembraron durante los primeros meses de 2018.

En los últimos 10 días han caído lluvias esporádicas en la provincia, lo que ha permitido que los cultivos donde las mazorcas alcanzaron su madurez llenen del grano.

Joffre Quimís, agricultor de Sambembe, zona maicera del cantón Jipijapa en el suroeste de Manabí, complementa el riego de sus 18 hectáreas que sembró a fines de febrero de este año.

Quimís transporta agua en tanques desde la zona urbana hacia Sambembe.

El martes 8 de mayo, con la ayuda de tres jornaleros que ganan $ 10 el día, regaba a mano las plantas. “Aún hay posibilidad de que una parte de los cultivos se salven y lleguen a su ciclo completo, por eso trabajamos hasta el final, nuestra acción aquí es sin prisa y sin pausa”.

En Jipijapa se sembraron cerca de 7.000 hectáreas de las que se han malogrado el 50%.

La reducción de las pérdidas fue gracias a las lloviznas que han caído en la zona refirió el agricultor. Más hacia el sur, en el cantón Paján, los maiceros volvieron a respirar con un poco de alivio.

Juan Carlos Sánchez, vocero de la Federación de Organizaciones Unidos para el Desarrollo del cantón Paján, cuenta que las lluvias caídas por las zonas de Paján, Camposano y Cascol devolvieron a los agricultores el alma al cuerpo.

“Casi estábamos resignados a una pérdida total, con estas agüitas, hasta la sonrisa nos regresó al rostro, vamos a perder menos; quiere decir que de las 10.000 hectáreas que sembramos y que estaban casi desahuciadas, ahora hemos rescatado el 30%”.

Otra noticia alentadora para los agricultores de la provincia, es la visita que realizan técnicos contratados por Seguros Sucre, entidad con la que acordaron el seguro agrícola para el maíz.

Ellos realizan inspecciones en cada una de las zonas afectadas por la sequía donde se sembró la mazorca.

“Hace 22 días se está trabajando especialmente en Paján, Jipijapa, Rocafuerte y Tosagua, los cantones más golpeados por la rigurosidad del clima seco”, comenta Hernán Álava de la empresa ADEX, con la que la aseguradora tiene un vínculo contractual.

Sandro Vera, funcionario del Ministerio de Agricultura y Ganadería en Manabí, dice que se han registrado 30.000 hectáreas de maíz bajo la modalidad de siniestro.

Según información recabada por los 250 técnicos regados en toda la provincia fueron afectadas por la sequía unas 30.000 h por el momento. Después de las lluvias caídas en los últimos días podemos ahora hablar de pérdidas parciales, reseña.

Seguros Sucre, afirma Vera, cancelará en el orden que llegaron los reportes de siniestralidad desde los puntos afectados en la provincia.

Los agricultores están preocupados. Quimís tiene reparos a la forma de calcular la siniestralidad de parte de la compañía de seguros.

Los agricultores, especialmente del sur de Manabí, donde la sequía arrecia, afirman que las lluvias moderadas que caen especialmente todas las noches en estos días ayudan a que las plantas estén húmedas.

Miguel Baque, presidente de la Junta Cívica Popular de Jipijapa, dice que la situación es dura en el valle de Sancán. “Ahí tenemos más de 5.000 hectáreas, lo bueno es que ahora hay el seguro agrícola y con eso se pierde menos, no como antes que era total, eso nos dejaba en quiebra. (I)

Costos
$ 1.200 por hectárea
Es la inversión que realizaron los agricultores en función de  la siembra de maíz cuyo producto es de ciclo corto, para tres meses de desarrollo de la mazorca antes de la cosecha. Se realizan fumigaciones para alejar a las plagas.

10 mil hectáreas fueron sembradas en el cantón Paján suroeste de Manabí desde inicios de año.

Devoluciones del seguro
Según el  Ministerio de Agricultura, en el lapso de 30 y 90 días la aseguradora tendrá que resolver el pago por la siniestralidad debido a la sequía que mermó el desarrollo de las plantas.

------------------------

El Inamhi prevé que en el país lloverá hasta mañana

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) anunció que la presencia de nubosidad y precipitaciones en el país se mantendrá, al menos, hasta el jueves 10 de mayo.

Según un documento de la entidad “se esperan lluvias de intensidad variable, en ocasiones acompañadas de tormentas eléctricas afectando con mayor intensidad a la región Costa, Sierra y a las estribaciones de la Cordillera Occidental”.

El Inamhi advierte que en la zona Amazónica las lluvias continuarán y que esto podría ocasionar el aumento del caudal de los ríos. Pero las predicciones mencionan la posibilidad de disminución de la nubosidad, especialmente alrededor del mediodía, en varios puntos del país.

Este martes 8 de mayo, Guayaquil presentaba lloviznas ligeras en algunas zonas. En tanto que en Quito, aunque amaneció nublado, a media mañana el cielo mostraba claros, a diferencia de lo que ha ocurrido en días anteriores.

Datos del organismo muestran que en tres de las seis zonas de la capital de las que se conservan registros históricos, los niveles de precipitaciones en los siete primeros días de mayo superaban el 50% de los niveles esperados para todo el mes. En el puerto, en cambio, la cifra llegaba apenas al 1% del promedio mensual. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: