Ecuador, 25 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La pambamesa, una tradición ancestral que sigue vigente

Todos comen lo mismo, en el mismo lugar, sin privilegios, con un sentido de unidad y hermandad.
Todos comen lo mismo, en el mismo lugar, sin privilegios, con un sentido de unidad y hermandad.
Foto: Silvia Osorio Proaño / El Telégrafo
04 de febrero de 2019 - 00:00 - Silvia Osorio

La pambamesa es un término utilizado por las comunidades indígenas del país para referirse a la comida que se ofrece en actos masivos y festividades ancestrales, como el Inti Raymi.

Este plato está compuesto por habas, papa, melloco, choclo y cualquier tipo de carne, aunque las más utilizadas suelen ser las de cerdo, borrego y res.

Lo interesante de esto es que tanto hombres, mujeres, jóvenes y niños participan de su realización. Cuando se trata de mingas se arman comisiones que deben ocuparse de uno de los ingredientes del platillo ancestral, que se sirve sobre manteles en el piso, y a cuyo alrededor se colocan los comensales, quienes comparten espacios en un ambiente de unidad y camaradería.

La última pambamesa en la que pudieron participar mestizos se desarrolló durante la tercera semana de enero, en la posesión simbólica del nuevo Consejo de Gobierno del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC).

Los amplios espacios de la sede del MICC, ubicada en el barrio Las Bethemitas, les permitió a los organizadores preparar la pambamesa con tranquilidad.

Para poder degustar los platos a la hora del almuerzo, sus integrantes empezaron la jornada antes de las 09:00, justo después de la posesión.

Comida integradora

En la comisión encargada de preparar habas y papas estuvo Pedro Ayala, de 42 años. Sentado junto a su madre Eloísa, de 75 años, “apretaba los motores” para terminar de desvainar el quintal de habas antes de que hirviera el agua en que las iba a cocinar.

Pedro no era el único hombre que colaboraba en la preparación del platillo ancestral. “Nuestro pueblo no entiende de machismo, los hombres también tenemos manos, ayudamos en la cocina, eso no tiene nada de malo, al contrario, demuestra que somos útiles”, manifiesta.

Según el relato de su vida, el ser autosuficiente le ha servido de mucho. Incluso dice que disfruta cada vez que se prepara una pambamesa, ya que, a su juicio, es el momento ideal para la tertulia, donde se comparten experiencias y se habla del campo, las siembras y la política, en un marco de bromas y de compadrazgos.

En otras de las comisiones, sentadas al lado de la olla en la que hervían más de 30 litros de agua para preparar la chicha de avena, se encontraban las siete personas encargadas de cocinar los choclos y las papas.  

La intención de la pambamesa es rescatar los valores y tradiciones de las comunidades indígenas, para que se transmita su significado a la gente de la urbe y no se pierda esta cultura ancestral. La población necesita conocer los alimentos que se venden en los mercados.

Entre otros de los elementos que no pueden faltar dentro de la gastronomía andina y de la pambamesa están el ají, producto totalmente andino, además de la chicha que se produce a base del maíz cocinado, frutas y panela. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media