Manta da un espacio en el Malecón a las mascotas

- 20 de junio de 2019 - 00:00
Una mascota es fotografiada por su dueña mientras permanece en el parque canino, ubicado en el sitio La Poza, en la zona turística de Manta.
Fotos: Rodolfo Párraga / EL TELÉGRAFO

Los fines de semana, las personas con sus canes arriban al lugar para ejercitarlos y desarrollar sus destrezas; también socializan con otros perros.

En el sector La Poza, pleno malecón de Manta, los perros tienen un lugar dónde divertirse y mostrar sus destrezas. Se trata del parque canino. En un área aproximada de 1.000 metros cuadrados se ubicó una serie de elementos que sirven para ayudar a los animales a desarrollar sus habilidades motoras.

Eduardo Arias, estudiante universitario, llega dos veces al mes, los sábados, a pasear a su mascota Doky, un french poodle.

“Lleva en la familia 12 años, pero creo que en edad canina supera los 50”, comenta Arias.

“A pesar de su edad, Doky se muestra entusiasmado cada vez que llegamos al parque canino”, recuerda el joven. La mascota de Eduardo todos los días es paseada una hora por las noches en el sector de Santa Martha.

La frecuencia en las caminatas hace que Doky esté familiarizado con las calles y su ambiente, afirma su amo.

El parque canino sin duda se ha convertido en una alternativa para que tanto los dueños y sus mascotas tengan un ambiente diferente donde pasar un rato ameno, comenta Elena Lucas.

Esta madre de familia llega con uno de sus nietos, lo hace  para pasear a su fiel amiga canina Candy. Ella prefiere los viernes por la noche cuando hay poca gente y animales. Los fines de semana se llena el lugar.

Según el veterinario Juan Muñoz, la pista de obstáculos es uno de los sitios ideales para que las mascotas puedan ejercitarse y desarrollar un vínculo más cercano con los dueños.

 Además los perros socializan entre sí. Cuando hay casos de agresividad, un parque canino es la terapia indicada debido a que los caninos se encuentran con sus similares, afirma Muñoz.

El parque canino de Manta está abierto de lunes a domingo. Tiene cerramiento perimetral. Hay túneles elaborados con tubos plásticos, casas, rampas y hasta una especie de piscina donde los perros que son llevados en momentos con el sol a punto pueden refrescarse.

Alrededor de este espacio, un colectivo ecológico sembró árboles como nim, algarrobos y olivo negro para formar un cerco verde. Tardará al menos unos cinco años en tener este perímetro  verde.

Entre las reglas establecidas para los dueños de mascotas, es que deben llevar agua y un recipiente para dar de beber el líquido a sus mascotas. Además, recoger sus heces. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: