Desde la época de la colonia el cantón orense celebra sus fiestas patronales cada 30 de agosto

La Capital Mundial del Camarón se esfuerza por rescatar sus tradiciones

- 31 de agosto de 2014 - 00:00
Santa Rosa es el segundo núcleo poblacional de la provincia de El Oro y actualmente tiene un aproximado de 70 mil habitantes. Fotos: Fabricio Cruz / El Telégrafo

Desde la época de la colonia el cantón orense celebra sus fiestas patronales cada 30 de agosto

En 2013, la Asamblea Nacional del Ecuador otorgó el título de ‘Capital Camaronera del Mundo’ al cantón Santa Rosa, provincia de El Oro, que ayer culminó sus fiestas en honor a su patrona, Santa Rosa de Lima.

La tradicional Feria del Langostino, la elección del Rey Camarón, rodeos montubios, desfiles, conciertos populares y una misa campal cerraron las fiestas del cantón orense, reconocido en el mundo por ser pionero en el cultivo de camarón en cautiverio.

Precisamente, agosto es aprovechado por la Municipalidad de Santa Rosa para mostrar a la provincia y al país, el potencial camaronero que tiene, por ello se desarrolla la Feria del Langostino, que este año cumplió su edición 35.

Fueron 2 días en los que se exhibieron camarones de gran tamaño. Los miembros del jurado calificador revisaron el peso y aspectos como: número de patas, pseudopatas, color, branquias, entre otros requisitos que debían cumplir los mariscos de cautiverio (piscinas) para el concurso que se realiza cada año. Además, la ciudad mostró la gastronomía hecha a base de ese producto.

Importantes chefs del país se dieron cita en el cantón ‘Benemérito’, para compartir sus mejores platos. El alcalde, Clemente Bravo, dijo que la finalidad es mantener la tradición, por cuanto aún siguen siendo los primeros en producción de camarón a nivel de provincias costeras de Ecuador.

También se dieron espectáculos artísticos y musicales, que este año concitaron la atención de miles de visitantes por la presencia de la cantante chilena Mirian Hernández.

Los programas festivos, en especial los que se realizaron al aire libre, contaron con el resguardo policial y militar. Además se reforzó con la instalación de cámaras ‘Ojos de Águila’, ubicados en puntos estratégicos de la ciudad.

Al ingreso de la ciudad, el Municipio levantó un monumento en homenaje a Jorge Kaiser Nickel pionero en el cultivo de camarón en cautiverio. Foto: Fabricio Cruz

En los conciertos populares unos 3.500 uniformados pusieron orden y recorrieron las calles de la ciudad. En las avenidas centrales se instalaron también cientos de comerciantes dentro de la feria popular.

Los vendedores provenían de provincias como Imbabura, Azuay, Esmeraldas y Loja, así como del vecino país de Perú. Asimismo, se destacó la presencia de circos, juegos mecánicos y tarimas que ofrecían distintos espectáculos.

Francis Muñoz, una de las visitantes, dijo que es una tradición acudir todos los años a esta fiesta. “Aquí se conserva la feria como era tradicionalmente, y eso hay que rescatar”, aclaró.

Una de las comerciantes de Perú, dijo estar satisfecha por el movimiento comercial que hasta el momento ha tenido su negocio: venta de ropa y otros artículos de decoración. “la venta ha sido en esta última semana, la gente ha venido de todas partes”, indicó.

Santa Rosa, por ser fronterizo, atrae a miles de visitantes. La vestimenta y otros productos son considerados económicos en comparación con otras ciudades del interior del país, según los turistas.

Devoción

En el marco de las fiestas patronales en honor a Santa Rosa de Lima, patrona de la ciudad, se realizó la tradicional misa y peregrinación. La actividad religiosa se cumplió la mañana de ayer en la iglesia matriz. El obispo de la Diócesis de Machala, fue el encargado de oficiar la ceremonia.

Cientos de fieles provenientes de Loja, Guayaquil, Manabí y hasta de Perú abarrotaron —como todos los años— el templo.

Al concluir la eucaristía los fieles realizaron una procesión por las calles cercanas. La imagen de Santa Rosa de Lima fue llevada en hombros en muestra de fe y devoción.

La procesión fue escoltada por uniformados de la Policía Nacional y un carro del Cuerpo de Bomberos. Una camioneta también llevaba equipo musical y un cantante en vivo, quien se encargaba de entonar música en honor a esta tradición religiosa.

A su paso, la imagen de la santa recibía de los balcones miles de pétalos rojos. Otros aclamaron su presencia reventando fuegos artificiales.

Progreso de la zona

Con la construcción del nuevo aeropuerto regional, la ampliación de las vías de acceso y una nueva terminal binacional, próxima a ser inaugurada, el cantón evidencia el desarrollo alcanzado en los últimos años.

El alcalde Bravo, quien en las pasadas elecciones ganó su quinta alcaldía consecutiva, ha manifestado que las tradiciones de su cantón son únicas en el país, pues también se realizan maratones bananeras, que consisten en correr con racimos al hombro. “Esta carrera es única en el mundo y la resaltamos por ser una provincia bananera”, dijo el Burgomaestre.

Santa Rosa es el segundo núcleo poblacional de la provincia de El Oro y según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) actualmente tiene un aproximado de 70 mil habitantes, incluidas las áreas urbana y rural.

Santa Rosa está rodeada de ríos importantes como el Carne Amarga, Caluguro y Santa Rosa, que desembocan en el Océano Pacífico. Aproximadamente el 40% de la zona está cubierta por cultivos; seguido por camaroneras, manglares y pastizales.

El cantón cuenta con las parroquias rurales Bellavista, Bellamaría, Jambelí, La Avanzada, San Antonio, Torata y La Victoria.

Santa Rosa obtuvo su cantonización el 15 de octubre de 1859, cuando se separó de Zaruma y Loja, pasó a depender de la provincia de Guayaquil. Más adelante, el 30 de abril de 1884 se incorporó a la provincia de El Oro, que se creó por los esfuerzos de las fuerzas vivas de Zaruma.

Puerto Jelí, ubicado a pocos kilómetros de la cabecera cantonal, es el comedor de Santa Rosa. Aquí llegan turistas de toda la provincia para saborear los mejores platos elaborados con mariscos.

Fomenta de la acuicultura

Por estas fechas los santarroseños recuerdan la trayectoria del visionario orense Jorge Kaiser Nickels, quien aportó de manera significativa al desarrollo industrial y económico del país a través del establecimiento de diversos negocios y, especialmente, por ser el descubridor de un sustituto natural del café y pionero de la producción del camarón en cautiverio.

Este personaje nació el 15 de octubre de 1928, uno de sus logros fue la investigación sobre el camarón y la posibilidad de reproducción y desarrollo en piscinas, cuyos resultados transmitió a sus colegas de El Oro y del resto del país. En 2002, en mérito a su labor, la Municipalidad de Santa Rosa lo declaró Ciudadano Notable.  

Falleció en el 2003 y en su homenaje se levantó un monumento al ingreso de su cantón.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: